¡Necesitamos un cambio sistémico, no solo la Glass-Steagall!

5 de diciembre de 2012

28 de noviembre de 2012 – La siguiente declaración fue emitida por Rachel Brown, miembro de la Comisión Larouchista de Política Electoral Nacional, y ex candidata al Congreso por el 4to distrito de Massachusetts.

Olvídate del abismo fiscal –-es un fraude— y olvídate de todo lo que se diga de la Glass-Steagall que no incluya una revisión completa del sistema actual. Hoy todos los economistas han fallado, y no tienen autoridad para hacer ningún pronóstico económico o recomendación económica, porque lo que los impulsa es la creencia loca de que el dinero tiene valor intrínseco, y lo que se ve bien en el papel debe ser cierto en el universo real.

Esto simplemente no es cierto. ¡Intrínsecamente el dinero no tiene valor! Olvídense de hablar sobre "tu dinero", miren la realidad, el dinero que tienen ¡no va a comprar nada! Con el no podrán comprar un país mejor, con el no podrán comprar una mejor educación, no podrán inspirar a la generación joven, y definitivamente con el no podrás comprar un futuro. Además, ¿quién está produciendo cosas para que tú las consumas? Observa la producción de alimentos de esta década en Estados Unidos y en el mundo, y mira como los recursos se han disminuido. De hecho, en el país no quedan empleos productivos, y Obama está hablando de hacer todavía mayores recortes.

Esto no es nada menos que un programa para matar gente. La taza de suicidios en Grecia, y el llamado "programa de salud Liverpool" de Tony Blair, del que Obama se copió, indican este intento de genocidio. La desesperación de la política de salvataje financiero, la escalada de la guerra, y las conversaciones sobre la componenda "responsable", ilustran todavía mejor su determinación de matar. Lo que necesitamos no es solamente retornar a la Glass-Steagall, ¡necesitamos un cambio sistémico! Sin embargo esos líderes que hoy "respaldan la Glass-Steagall", ni siquiera pueden mostrar la pasión para pelear por ella. Lo limitado que están por un miedo que los paraliza, solo muestra que tan poco entienden de lo que es valor real, y que es lo que verdaderamente está en riesgo en estos momentos.

Lo que necesitamos no es solo llevar a los banqueros de Wall Street y Boston, que están quebrados, a una bancarrota estratégica —cosa que haría la Glass-Steagall— sino que además necesitamos el programa económico de tres puntos, completo, de Lyndon LaRouche, como una sola acción abarcadora: 1) La Glass-Steagall, para ponerle fin a la oferta de garantías federales a los parásitos sucios de Wall Street y Londres; 2) Enormes cantidades de crédito, no dinero, que haría posible, 3) la construcción de la Alianza Hidráulica y Energética de Norte América (NAWAPA) y proyectos nacionales relacionados. Sin el aumento de la producción física nacional y el avance científico como las bases para impulsar a la nación hacia estados superiores de cultura y productividad, no habrá recuperación posible, no habrá futuro, y tampoco una razón que de sentido a tu vida.

LaRouche PAC y la Comisión LaRouchista de Política Federal están comprometidos a llevar hasta el final este programa, con una movilización de lleno en el Congreso y en todo el país en estas próximas dos semanas, para detener el colapso hiperinflacionario, la intención de reducir la población, y la escalada del imperio británico y de Obama para llevarnos a una guerra mundial. Debemos darle sentido a las fiestas de este año, no porque compremos regalos extravagantes —que de todas maneras nadie se puede dar el lujo de hacer— sino por la intención personal de hacer tanto bien como puedas a un nivel superior, y ¡pelear para salvar todo lo que representa esta nación!