Se dirige al Mediterráneo oriental unidad de la flota rusa del Mar Negro

29 de diciembre de 2012

29 de diciembre de 2012 — El Ministerio de la Defensa de Rusia confirmó y clarificó el jueves 27 la misión de dos grandes buques de desembarco de la Flota del Mar Negro, que actualmente se dirige al Mediterráneo. Su navegación provocó rumores en el sentido de que era inminente una evacuación masiva de ciudadanos rusos de Siria, lo que negaron los oficiales rusos. En el comunicado que dio a conocer el Ministerio de la Defensa dice que los buques Nikolai Filchenkov y el Azov, que partieron hace dos días de la base de la Flota en el Mar Negro en Novorossiysk, pasaron ayer por el Bósforo y los Dardanelos. "Muy pronto" dice el despacho, "se van a unir en el Mediterráneo oriental a una unidad de buques de la Flota del Mar Negro entre ellos el crucero porta misiles Moskva, la escolta Smetlivy, el buque cisterna Ivan Bubnov, y el buque remolcador marítimo BS-406". El envío de los dos buques adicionales se califica como una rotación, ya que los buques de desembarco Novocherkassk y Saratov, también parte de la Flota del Mar Negro, dejaron el Mediterráneo a principios de diciembre.

El anuncio del Ministerio de la Defensa dice que la unidad de la Flota del Mar Negro va a llevar a cabo ejercicios de entrenamiento, entre ellos entrenamiento antiaéreo, contra barcos y antisubmarino. Van a practicar la defensa de un barco anclado. Esta parte de los ejercicios involucraran unidades de fuerzas especiales antiterrorismo de las fuerzas marítimas de Rusia, que van a bordo de los barcos que van a arribar. Estos ejercicios de entrenamientos, destaca la declaración, se empezaron después del ataque terrorista al USS Cole en el puerto de Aden en el 2000.

También hoy, en el contexto de un informe sobre la intensa diplomacia de Rusia en la situación en Siria, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores Alexander Lukashevich anunció que el nuevo Centro sobre Situaciones de Crisis del Ministerio va a empezar a operar el 1 de enero del 2013. Lukashevich dijo que desde el 2007 el Ministerio de Relaciones Exteriores estaba promoviendo su creación y que fue aprobada el verano pasado por el presidente Vladimir Putin, así que la población debe entender que esta es "una solución sistémica, no una coyuntural relacionada con la situación actual en algún país en específico". Al mismo tiempo, Lukashevich dijo que la creación de esta nueva institución se había visto "forzada por la inestabilidad de la situación regional y mundial, las crisis potenciales cada vez mayores, el nuevo nivel de las amenazas y por último, el número creciente de ciudadanos rusos en el exterior".

El viceministro de Relaciones Exteriores de Siria llegó a Moscu el miércoles y se reunió el jueves con el ministro de Relaciones Exteriores Lavrov y otros altos funcionarios rusos, en preparación para las reuniones este sábado con el enviado de la ONU, Brahimi, quien está por concluir una semana de pláticas en Damasco con altos funcionarios del gobierno de Assad y representantes de la oposición interna. Brahimi y el gobierno ruso están intentando revivir el acuerdo de Ginebra del 30 de junio del 2012, firmado por EU, los europeos, Qatar y Turquía, en donde se hacía un llamado al dialogo y una transición política, ponerle fin a los combates y mantener las instituciones gobernantes de Siria.