Reunión de fin de año de Putin con el alto mando militar: "Prepárense para repeler cualquier amenaza o agresión"

31 de diciembre de 2012

31 de diciembre de 2012 — Paralela a su intensa diplomacia para evitar la guerra en torno a Siria y otros conflictos potencialmente globales, el gobierno ruso está aprovechando los mensajes de fin de año para dar declaraciones incisivas sobre sus planes de defensa y seguridad, anunciando despliegues ya conocidos y planeados pero con cierta fanfarria.

Por ejemplo, Putin se reunió en el Kremlin el 28 de diciembre con oficiales militares que recientemente fueron promovidos a rangos militares de alta graduación, y en el transcurso de su revista militar, declaró:

"Las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa sin lugar a dudas garantizan nuestra soberanía nacional. Su renovación rápida y radical es una respuesta necesaria, ya demorada, ante los desafíos modernos... hay que estar preparados para repeler cualquier amenaza y cualquier agresión, para defender los intereses de nuestro país y de nuestros aliados, para garantizar el equilibrio global de poderes".

Putin especificó que "las nuevas adiciones de este año a nuestro arsenal incluyeron los complejos misilísticos estratégicos Yars, varios regimientos y baterías de sistemas modernos de defensa antimisiles: los S-400, Tor-M2U y los Pantsir-S. A principios del próximo año, se asignará a Armavir una nueva estación de radar para que monitoree el aire y el espacio de las regiones sureñas".

Como ya lo ha informado LPAC, el nuevo radar antimisiles cerca de Armavir es uno de los cuatro radares de nueva generación tipo Voronezh que han desarrollado los rusos, cada uno de los cuales tiene un rango de 6,000 kilómetros. El radar de Armavir, en la esquina suroccidental de Rusia, cubre un área que va de España en el oeste, hasta Sudán en el sur, y Pakistán e India en el este.

Los otros tres radares tipo Voronezh están desplegados cerca de San Petesburgo; en la región siberiana de Irkutsk y en Kaliningrado en el oeste. Al informar sobre el discurso de Putin, Russia Today recordó a sus lectores que el año pasado se anunció el radar de Kaliningrado, "en lo que el entonces presidente Dmitri Medvedev dijo que formaba parte de la respuesta de Rusia ante los planes de instalar un escudo de defensa antimisiles europeo por parte de EU y la OTAN".

El Ministerio de Defensa de Rusia también anunció que en el 2013 se van a construir otros dos radares del mismo tipo para el Territorio Krasnoyarsk en el este de Siberia y para la República Altai en el sur de Siberia.