Obama tiene que responder: ¿Tiene como política aliarse con Al-Qaeda?

27 de diciembre de 2012

27 de diciembre de 2012 — Durante las audiencias realizadas en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes el 20 de diciembre, y luego durante una conferencia de prensa que dieron el 21 de diciembre tres destacados senadores republicanos, le plantearon a los voceros del gobierno varias preguntas muy serias sobre las decisiones oficiales que llevaron al asesinato del embajador estadounidense Chris Stevens y otros tres funcionarios estadounidenses el 11 de septiembre de 2012 en Benghazi, Libia.

Estas preguntas no recibieron respuesta. Y en realidad, solo el Presidente Barack Obama las puede responder. En resumen, se sintetizan en una: ¿Es política del gobierno de Obama aliarse con Al-Qaeda?

El expediente preparado por LaRouchePAC responde enfáticamente a esa pregunta de modo afirmativo, y de hecho, la ficha informativa que circulamos en el Capitolio los días previos a la audiencia, informó los debates del Congreso. Hemos identificado además el nexo más amplio de la colaboración entre la monarquía británica, la saudita y el gobierno de Obama, que ha venido empujando hacia una política de eliminación de la soberanía nacional y de cualquier obstáculo a esa meta, hasta llegar incluso a la confrontación termonuclear con las otras potencias nucleares importantes en el mundo, Rusia y China.

Pero ahora el Congreso ha puesto sobre la mesa algunas preguntas muy pertinentes, preguntas cuyas respuestas honestas conducirían de inmediato a un enjuiciamiento político. Aquí reproducimos algunas:

* Rep. Brad Sherman, demócrata de California. Fue el primero en plantear la pregunta sobre los grupos terroristas que andan desatados en Libia, que, como señaló, fueron tolerados por el gobierno provisional libio cuando derrocaron al régimen de Gaddafi. Sherman se refirió al hecho de que el gobierno no veía necesariamente al Grupo Combatiente Islámico Libio (un grupo ligado a Al-Qaeda) como enemigo, ni tampoco combatió al grupo Ansar al-Sharia. "El hecho es que se trata de un gobierno de coalición, que incluye, o al menos tolera a algunos de los más desalmados elementos yihadistas imaginables. ¿Nos permitía el gobierno libio, a nuestro equipo de seguridad, viajar de Trípoli a Benghazi llevando sus armas consigo, o tenían que depender de la limitada capacidad de armas disponibles en Benghazi?"

Luego agregó que "los rebeldes en Siria incluyen a algunos seres humanos excelentes y también incluyen algunos elementos que son tan malos como los que nos atacaron en Benghazi. Y tenemos que ser cuidadosos de que nomás porque Assad sea un tipo malo, eso no significa que todos sus enemigos son buenos".

Lo que Sherman implica es claro: ¿Va el propio gobierno de Estados Unidos, que apoya al gobierno libio y a los rebeldes sirios, va a respaldar a Al-Qaeda?

* Rep. Ed Royce, republicano de California. Planteó la cuestión del gobierno de manera más directa, al señalar que las opciones que adoptó el gobierno han llevado a una situación en la que Libia se ha convertido en una "caldera de armas, yihadistas y de ideología violenta", una evaluación que el mismo embajador Stevens le dio a Washington. Luego citó un artículo reciente en el diario New York Times sobre como el gobierno de Obama había aprobado el envío de armas desde Qatar a los "elementos yihadistas más radicales" de Libia y que esas armas ahora se estaban enviando a otros lugares, como Mali.

"¿Estaría de acuerdo en que darle ese poder a Qatar en este respecto fue una mala decisión política?", preguntó Royce.

* Rep. Ted Poe, republicano de Texas. Se refirió al mismo asunto, y preguntó de nuevo sobre la autorización que dio el gobierno para enviar armas desde Qatar a las fuerzas rebeldes de Libia que Estados Unidos apoyaba con ataques aéreos. Poe insistió en el asunto ya que el subsecretario de Estado, Wlliam Burns respondió con evasivas: ¿Estuvo involucrado Estados Unidos en proporcionar las armas utilizadas en el ataque a Benghazi? ¿Se han enviado ahora estas armas a Siria?

"Yo creo que mi verdadera pregunta va en el sentido de que necesitamos saber, los estadounidenses necesitan saber, si esas armas que fueron utilizadas en los ataques contra nuestros paisanos en Libia, fueron armas que de algún modo Estados Unidos estuvo involucrado en enviar a Libia".

"También tenemos que saber si esas —desde que Muammar Gaddafi se reunió con su creador— si esas armas que fueron a Libia, las está reempacando la milicia, por así decir, para enviarlas a Siria. ¿Ha estado involucrado Estados Unidos en eso?"

* Rep. Jean Schmidt, republicana de Ohio. Específicamente, planteó la pregunta sobre la colaboración con el frente de Al-Qaeda, Brigada Mártires del 17 de Febrero. "Utilizamos al grupo 17 de Febrero para protegernos, ¿cierto? Y no obstante sabíamos que no eran de confiar en otros aspectos... y cuando sucedieron las cosas, huyeron.

"Es decir, hay personas que sugieren —y una de ellas es Joan Schaan, investigadora del Instituto de Política Pública de la Universidad Rice— que estos tipos estaban vinculados a Al-Qaeda, y que ello socavaría nuestra seguridad. ¿Le estamos poniendo atención a este tipo de cosas, para garantizar que cuando tengamos grupos de seguridad en el terreno en un país extranjero, sea segura, que no estén relacionados a nuestro enemigo?"

"¿Hemos visto quienes son sus amigos, cual es su procedencia? ¿Y si tienen alguna conexión a una organización terrorista como Al-Qaeda?"

* Los senadores republicanos Lindsey Graham (Carolina del Norte) y John McCain (Arizona) también plantearon algunas preguntas fuertes en su conferencia de prensa del 21 de diciembre, centradas en el Presidente.

El senador mostró un conocimiento del hecho de que las mismas milicias de las que dependía EU para su seguridad, le habían dicho al embajador Stevens, según lo informó en su último cable a Washington, que si Estados Unidos seguían apoyando a un adversario de su candidato para primer ministro, "no podremos proporcionarles seguridad confiable". En este sentido, el senador pregunta: ¿Sabía el Presidente del ambiente de deterioro de la seguridad...? ¿Le dijeron sobre los ataques al consulado en abril y junio? ¿Supo del cable del 16 de agosto, donde el embajador Stevens dice que 'si nos ataca una milicia de Al-Qaeda, y hay 10 grupos identificados, no podemos defender este lugar'...? Durante el ataque, ¿qué órdenes trasmitió [Obama], y por que no se cumplieron?"

El senador McCain, en respuesta a la pregunta de un periodista, reiteró la cuestión: "La responsabilidad siempre está en la cima, en el despacho del Presidente... ¿Qué sabía el Presidente, y cuando lo supo?"

Así que, las preguntas ya están planteadas. Se ha publicado evidencia considerable. Ya es hora de que los patriotas honestos exijan las respuestas, antes de que el desastre del 11 de septiembre de 2012, se convierta en una crisis que termine provocando una Tercera Guerra Mundial.