Las audiencias en el Congreso no abordaron la política del gobierno, que llevó al ataque de Bengasi

24 de enero de 2013

24 de enero de 2013 — Las audiencias del miércoles ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes que contaron con el testimonio largamente esperado de la Secretaria Hillary Clinton sobre Bengasi, fueron, en palabras de Lyndon LaRouche, "una actuación superficial".

En general, los senadores y representantes no plantearon problemas sustantivos y la secretaria fue evasiva. No hubo ni una sola pregunta sobre la alianza de Obama con el grupo aliado a al-Qaeda, el Grupo Combatiente Islámico Libio.

Todos los demócratas se encargaron de encubrir a Obama, y los republicanos se negaron a hacer las preguntas pertinentes sobre por qué el gobierno de Obama está en la cama con los perpetradores del ataque terrorista a nuestra misión en Bengasi.

Quizá el hecho de que, como informó la secretaria Clinton, el FBI haya estado en Capitol Hill en los días anteriores, dando informes clasificados de sus investigaciones sobre Bengasi, haya intimidado a los congresistas.

A pesar de que hoy no hubo resultados, el problema para el gobierno de Obama es que esta política ha desatado un infierno en el mundo real, que se le está revirtiendo, como lo evidencian los acontecimientos en Argelia y el deterioro de la situación en la misma Libia.

Varios senadores plantearon la conexión entre Libia y Argelia. El senador republicano de Idaho, James Risch, preguntó si hubo personas que participaron en el ataque en Bengasi ahora involucradas en Argelia. Aunque argumentó que ella no podía confirmar esto, al responder otra pregunta del senador Carden, Clinton dijo que las armas salieron de Libia y que ahora están llegando a Siria. No hay duda de que los argelinos tenían armas de Libia. AQIM tenía armas de Libia.

El intercambio más explosivo en las audiencias ocurrió entre el senador republicano de Wisconsin, Ron Johnson y Clinton. Johnson insistió en que si ella o cualquiera del Departamento de Estado hubiera hablado con los evacuados que fueron transportados a Alemania, se hubiera establecido en el instante que no hubo ninguna manifestación como en la que insistió Susan Rice en sus cinco presentaciones en programas de comentarios el domingo 16 de septiembre. Johnson insistió en que se le mintió al pueblo estadounidense y que una simple llamada a los evacuados hubiera establecido la verdad.

En ese punto Clinton estalló y dijo: "¿Qué importa si fue una u otra cosa?".

Le preguntaron a Clinton si ella había escogido a Rice para que hablara en los programas de comentarios. Ella dijo que no. Le preguntaron después si le habían consultado sobre que Rice se presentara. Dijo que no. Después en la audiencia en la Cámara de Representantes, Joe Wilson le preguntó por qué no se presentó ella en los programas de comentarios del domingo, destacando que Rice había dicho que ella no había querido hacerlo.

La respuesta de Clinton: Tengo que confesar que hacer los programas dominicales no es mi cosa favorita. Hay otras cosas que prefiero hacer los domingos.

El senador Barrasso regresó a los acontecimientos en Argelia, al preguntarle ¿si los individuos en Argelia eran parte de los que atacaron Bengasi o si se habían envalentonado ante nuestra falta de acción en contra de Al-Qaeda?

Fue en este punto que Clinton dijo que el FBI ha estado informando a varias comisiones sobre el avance de sus investigaciones. Ellos siguen pistas prometedoras, juntando los casos. Nadie debe dudar de la palabra del Presidente.

Rand Paul se lució al decirle que si el hubiera sido Presidente en ese momento y hubiera encontrado que ella no había leído los cables que envió el embajador Stevens solicitando más seguridad, la hubiera despedido. Pero no atacó a Obama, el autor de esa política.

A la pregunta de Paul sobre si EU estaba involucrado en procurar y transferir armas de Libia a Turquía, Clinton evadió totalmente diciendo: ¿A Turquía? Nunca había escuchado esto.

Cuando Paul volvió a formular la pregunta diciendo: "¿Estaba el anexo involucrado en procurar armas y transferirlas a cualquier otro país?" evadió diciendo que esto se lo tendrían que preguntar directamente a la agencia que manejaba el anexo. Yo no sé.

John McCain, por su parte, le dijo a Clinton de frente que después de meses, siguen sin respuesta las preguntas sobre Bengasi y que las respuestas de hoy no eran satisfactorias. Sin embargo, tenemos que reconocer que sus propias preguntas fueron igual de insatisfactorias porque esta cegado por su propio compromiso con un cambio de régimen, primero en Libia y ahora en Siria.

En la tarde, en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, el presidente de la Comisión, Ed Royce presionó a la Secretaria Clinton sobre el hecho de que mientras se deterioraba la situación en Libia, el Departamento de Estado rechazó de hecho ofrecimientos de recursos gratis que le hizo el Departamento de Defensa.

La congresista Ros Lehtinen preguntó: ¿Por qué no la entrevistó la Junta de Revisión de Responsabilidades (JRR)? ¿Cómo se le puede considerar una investigación exhaustiva cuando nunca se cuestionó a la persona a la cabeza? El congresista Smith de Nueva Jersey dijo: Usted es la persona más pertinente de todas. Debió haber sido entrevistada.

En el transcurso del día, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes se le preguntó a Clinton sobre el cable del 16 de agosto enviado por el embajador Stevens en donde decía que la misión no iba a poder sobrevivir a un ataque sostenido y requería mayor seguridad.

Clinton dijo insistentemente que ella no había visto o leído el cable, que nadie en su despacho lo había recibido y que no sabía si alguien en el Consejo de Seguridad Nacional lo había recibido. Después sostuvo que cada año le llegan un millón de cables dirigidos a su nombre y que ella no los lee todos.

El congresista Poe también le preguntó sobre el informe de uno de los secuestradores capturados en Argelia, de que varios de los secuestradores habían estado en Bengasi el 11 de septiembre. También le preguntó sobre las 20,000 toneladas de armas que se enviaron a Libia, a las que el gobierno les guiño el ojo.

Pero como en las otras instancias, se acabó el tiempo y Clinton pudo evadir las respuestas.

El congresista Marino citó el informe de la Biblioteca del Congreso sobre Al-Qaeda en Libia, que incluye una foto de la bandera negra de Al-Qaeda izada por Ansar al Sharia en Bengasi. Esta misma bandera, dijo, también fue izada en Túnez, Cairo y Jordania. ¿Supo usted sobre este informe antes del ataque en Bengasi? ¿Había alguien en el Departamento de Estado que supiera sobre este informe y no le llamó su atención sobre esto?

El congresista Duncan regresó después a la respuesta de Clinton a Johnson en el Senado: usted dijo esta mañana: ¿Que importa que haya sido una u otra cosa? Importa cuando se le miente a los americanos. Usted debió haber sabido sobre el memorando del 16 de agosto. ¿Por qué rechazó las solicitudes de más seguridad? Al-Qaeda andaba libre por todo Bengasi. ¿Qué era tan importante que Stevens tuvo que ir ahí? Usted dejó que el consulado se convirtiera en una trampa mortal. Esa es negligencia en la seguridad nacional. Usted todavía está en el cargo. Hay otros cuatro que todavía están en el Departamento de Estado. Esta es una negligencia grave. ¿Qué significa para usted la palabra responsabilidad?

El congresista Kinzinger, ex piloto de la Fuerza Aérea, destacó que se pudieron haber desplegado aviones F-16 y se pudieron haber tomado medidas no letales para dispersar multitudes. También la confrontó con el hecho de que en informes anteriores ella le había dicho a el y a otros que toda la culpa era el video. El hecho de que se dispararan morteros significa que no había habido ninguna manifestación espontánea. Me preocupa que el embajador en Libia no le pudo hacer llegar un mensaje a la Secretaria de Estado.

El congresista Brooks subrayó que las declaraciones falsas sobre Bengasi han erosionado nuestra credibilidad. El presidente libio dijo la verdad, a diferencia de Rice. ¿Está la inteligencia libia mejor informada que la de EU o es más sincera? ¿Qué era tan apremiante que hizo que se hicieran declaraciones falsas a pesar de las declaraciones del Presidente de Libia?