LaRouche: No puede haber concesiones al desafío del Presidente a la ley

7 de marzo de 2013

7 de marzo de 2013 — El miércoles 6 por la tarde, Rand Paul encabezó un obstruccionismo parlamentario —la práctica de obstruir un asunto tomando la palabra por tiempo indefinido— en el Senado de Estados Unidos en contra de la votación inmediata para confirmar a John Brennan como director de la CIA, como urgía que se hiciera Harry Reid, jefe de la fracción mayoritaria del Senado. Se le unieron a Rand Paul entre otros, los senadores Lee de Utah, Cruz de Texas, Moran de Kansas, Rubio de Florida, Wyden de Oregon, Saxby Chambliss de Georgia, Toomey de Pennsylvania, Cornyn de Texas y Barrosso de Wyoming,

Todos los senadores trataron el problema constitucional fundamental de si el Presidente de Estados Unidos puede autorizar el asesinato seleccionado de un ciudadano estadounidense en territorio de Estados Unidos. Anteriormente ese día el Procurador General Eric Holder fue bombardeado sobre este problema en su testimonio ante la Comisión Judicial del Senado.

Lyndon LaRouche afirmó que el Presidente y su correveidile Holder están desafiando la ley y no se les puede hacer ninguna concesión. Aquellos que se agachan y cedan ante Obama serán considerados también persona non grata entre sus colegas que todavía creen en la ley y la Constitución.

Mientras se llevaba a cabo el obstruccionismo parlamentario (que duró 13 horas) se reveló que Rand Paul y Ted Cruz contemplan presentar un proyecto de ley en donde se prohíbe decidir el asesinato de ciudadanos estadounidenses. Durante la audiencia en la Comisión Judicial del Senado anteriormente Holder había dicho en una de sus respuestas que el no iba a apoyar dicha legislación porque, argumenta, esto limitaría el poder del Presidente bajo el Artículo 2 de la Constitución.

Cuando se le presionó sobre si pensaba él que el presidente podría ordenar asesinatos de ciudadanos estadounidenses que no estuvieran participando en un ataque a Estados Unidos, Holder solo dijo que esto "no es apropiado". Tomó cuatro preguntas más del senador Cruz para hacer que Holder dijera que "no es apropiado" se podía traducir por un "no". Pero nunca dijo si pensaba el que eso sea anticonstitucional.

A las 4:45pm durante el obstruccionismo parlamentario, Harry Reid trató de cortar la discusión. Rand Paul dijo que el le pondría fin con gusto a la discusión, pero solo después de que recibiera una declaración por escrito del Presidente de los Estados Unidos o del Procurador General a su nombre en el sentido de que el Presidente no tiene la autoridad para matar a no combatientes en Estados Unidos.

Harry Reid dijo que se cerraba la sesión y que los senadores se iban a volver a reunir el jueves. Sin embargo, los senadores lo ignoraron y continuaron con el obstruccionismo parlamentario.

Ahora el problema se le planteó directamente al Presidente: ¿Cree él que tiene el poder de matar estadounidenses que no sean combatientes? Rand Paul agregó después: ¿Va a haber martes terroristas para los estadounidenses? [El martes es el día que se reúne Obama con su equipo para seleccionar los blancos de asesinato—ndr]. El senador Saxby Chamblis comentó que "no hacia falta ser una lumbrera" para contestar esto. El senador Wyden dijo que tanto los demócratas como los republicanos en la Comisión Selecta de Inteligencia del Senado están preocupados por este problema. Dijo que se necesita hacer más, y citó a los senadores Rockefeller, Udall y Heinrich entre los que dijeron que compartían esta preocupación.

Diversos senadores han planteado explícitamente la decisión del 25 de enero del 2013 [1] de la Corte Federal de Apelaciones, de que el Presidente actuó anticonstitucionalmente al hacer nombramientos durante el receso congresional cuando el Congreso en realidad no estaba en receso. Al tiempo de esta decisión, Lyndon LRouche había subrayado en una videoconferencia internacional por Internet [2] que esta reprimenda institucional a las violaciones de Obama a la Constitución era de importancia histórica crucial, y que las acciones de la rama judicial podrían crear el contexto para que los patriotas en la rama legislativa tomaran partido en contra de la criminalidad de Obama. Estamos viendo ahora que miembros del Senado están tomando partido, y los acontecimientos de hoy representan una escalada dramática y significativa en la lucha actual que se libra para defender la Constitución de Estados Unidos y el sistema de derecho fundamental de la república.

enlaces:

[1] http://larouchepac/node/25298

[2] http://larouchepac/node/25294