La Emisión Cuantitativa en la región transatlántica se dispara, al mismo tiempo que se contraen los préstamos bancarios

8 de marzo de 2013

8 de marzo de 2013 - Nuevas investigaciones demuestran que todo el sistema financiero transatlántico se encamina hacia una explosión hiperinflacionaria, precisamente como lo ha advertido el economista y estadista Lyndon LaRouche en repetidas ocasiones.

En todos los tres segmentos principales del sistema transatlántico (Estados Unidos bajo la Reserva Federal, Reino Unido bajo el Banco de Inglaterra y la Unión Europea bajo el Banco Central Europeo) la hiperinflacionaria "Emisión Cuantitativa" (EC, como llaman a la emisión de dinero inorgánico para prestarlo a los bancos a casi cero por ciento de interés) se ha disparado durante los últimos cinco años, desde la quiebra del 2008, mientras que los préstamos bancarios se han desplomado.

Además de la evaluación previa sobre Estados Unidos y Reino Unido, un artículo del próximo número de la revista EIR, agrega:

"Lo mismo ocurre en la política del Banco Central Europeo para Europa continental. En ese mismo período, el equivalente europeo de la Emisión Cuantitativa (curiosamente conocida aquí por sus siglas en inglés de LTRO, como Operaciones de Refinanciamiento a Largo Plazo) se ha impuesto con más de $1.3 billones de dólares en más dinero de juguete, para tratar de salvar de la bancarrota a los gigantes bancarios europeos, mientras que los préstamos bancarios continúan estancados en todo Europa".

"Todo el cuadro del sistema financiero transatlántico muestra que para finales del 2012, la suma hiperinflada acumulada de la EC del sistema financiero era de $4.4 billones de dólares y para el 2013 se dispara entre $5.5 y $6 billones de dólares. Mientras que todos los préstamos bancarios han disminuido cerca de $1 billón de dólares".

Eso, junto con la destrucción intencional de la economía física y la fuerza del trabajo de la región transatlántica que está en marcha, significa la bancarrota y desintegración, para lo cual la única solución es el programa de LaRouche que implica a la ley Glass-Steagall y un sistema de crédito.

Por otro lado, lo único que se puede esperar de parte del imperio británico, es más de la misma locura. Los periódicos londinenses Financial Times y The Guardian informaron el martes 5 de marzo que en la próxima reunión del comité de política monetaria del Banco de Inglaterra, programada para el 7 de marzo, se espera que regrese a una mayor EC, posiblemente en un monto de $2500 millones de libras esterlinas (unos $37500 millones de dólares), lo que llevaría el total de EC a $400 mil millones de libras esterlinas (600 mil millones de dólares)... por ahora.