Relator de la ONU: las pandillas de Cheney y de Blair tienen que ser procesados para que rindan cuentas de sus crímenes ...

9 de marzo de 2013

Relator de la ONU: las pandillas de Cheney y de Blair tienen que ser procesados para que rindan cuentas de sus crímenes de guerra

9 de marzo de 2013 — En un discurso ante el Consejo sobre Derechos Humanos de la ONU en Ginebra el pasado 4 de marzo, el Relator Especial de la ONU para la promoción y protección de los derechos humanos dijo que Estados Unidos y Gran Bretaña tiene que publicar documentos sobre las violaciones a los derechos humanos en la era de Bush y Blair, actualmente clasificados como secretos. El relator, el abogado británico Ben Emmerson, dijo que la publicación de los documentos debe llevar al procesamiento judicial de los funcionarios públicos responsables. Durante la sesión se daría a conocer el informe completo de sus investigaciones.

Emmerson acusó a los gobiernos actuales y pasados de los dos países de empeñarse por "años en negativas oficiales, sofistería y prevaricación" para encubrir la verdad.

Ambas naciones han compilado y escondido los informes oficiales sobre los secuestros y tortura que ejercieron sobre individuos sospechosos de terrorismo. Emmerson cita los hallazgos preliminares de un informe del juez retirado sir Peter Gibson sobre la participación de las agencias británicas de seguridad MI5 y MI6 sobre la entrega y malos tratos de los sospechosos de terrorismo. También cita el informe de la Comisión Selecta de Inteligencia del Senado de EU sobre las detenciones secretas y las operaciones de interrogatorio de la CIA.

Que el gobierno no haya dado a conocer los informes demuestra una falta de disposición para confrontar serios crímenes internacionales y "una política de inmunidad en los hechos para los funcionarios públicos involucrados en actos de tortura, entregas, y detenciones secretas y de sus superiores y amos políticos que autorizaron esos actos" según se cita hoy a Emmerson en el diario londinense Guardian.

A pesar de los esfuerzos del gobierno por mantener secretas las atrocidades, dijo Emmerson, cada vez salen a la luz más y más detalles, "y los llamados para que rindan cuentas están a punto de alcanzar una masa crítica"

"Existe ahora una evidencia creíble que muestra que los 'sitios negros' de la CIA se localizaban en territorio de Lituania, Marruecos, Polonia, Rumania y Tailandia y que los funcionarios de por lo menos 49 otros Estados permitieron que se usara su espacio aéreo o los aeropuertos para los vuelos de entregas de detenidos" afirma el relator.

La agencia de noticias Reuters informa que Emmerson dijo que al utilizar "órdenes superiores como defensa", invocar el secreto bajo el argumento de la seguridad nacional, se "perpetúa la impunidad de los funcionarios públicos implicados en estos crímenes".

El 23 de julio del 2009, seis meses después de iniciado el primer período presidencial de Obama, el Washington Post informó que: "Los funcionarios de la ONU dijeron que el gobierno de Obama ha rechazado las solicitudes de los investigadores sobre derechos humanos de la ONU pidiendo información sobre prisiones secretas y entrevistas privadas con los detenidos en el centro militar de detenciones de EU en la Bahía de Guantánamo, Cuba, empañando sus esperanzas de una mayor cooperación estadounidense en los temas de los derechos humanos.

"Los desaires son las últimas muestras de la resistencia del gobierno de EU a los esfuerzos de las organizaciones internacionales de derechos humanos por conocer las prácticas del gobierno de Bush. En junio, la secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton rechazó una solicitud del alto funcionario de la ONU contra las torturas para reunirse en Washington con el fin de discutir las prácticas en los centros de detención secretos de la CIA y en la Bahía de Guantánamo, a pesar del proclamado compromiso del gobierno de que está abierto a un mayor escrutinio por parte de las Naciones Unidas". Nuremberg espera.