Obama pedirá a la Corte Suprema que ratifique sus nombramientos anticonstitucionales

15 de marzo de 2013

14 de marzo de 2013 — Todavía dolido por el golpe recibido por la decisión del Tribunal de Apelaciones de EU sobre los nombramientos anticonstitucionales del Presidente Obama hechos bajo el pretexto de un supuesto "receso' del Congreso, el gobierno de Obama anunció ayer que va a apelar el fallo ante la Corte Suprema de EU. La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) (los miembros de la junta nombrados por Obama ilegalmente son los acusados en este caso) dijo que decidieron, en consultas con el Departamento de Justicia de EU, llevar el caso directamente ante la Corte superior, en vez de pedir una nueva audiencia o reconsideración por parte del Tribunal de Circuito del Distrito de Columbia que emitió el fallo.

La Cámara de Comercio —que fue la que introdujo la demanda original y denunció los nombramientos anticonstitucionales de los miembros del NLRB— ha estado presionando para que el caso vaya directamente a la Corte Suprema; quiere que se remuevan los tres nombramientos que hizo Obama con el pretexto de un "receso' del Congreso (cuando no había receso) y que todavía tienen sus puestos en el NLRB y siguen tomando decisiones. El diario Washington Times informa que el dirigente de la bancada de minoría republicana del Senado, Mitch McConnell, calificó ayer los nombramientos de Obama de "una apropiación sin precedentes de las facultades" del Congreso y predijo que la Corte Suprema va a respaldar al panel de apelaciones. "Es un vergüenza que estos nombramientos ilegales continúen ejerciendo funciones, y yo siento confianza en que la Corte Suprema no le va a permitir al Presidente que extienda dramáticamente el alcance de su poder para hacer nombramientos durante el receso y evitar el papel constitucional del Senado de confirmar a los funcionarios federales de alto nivel" dijo.

Se agrega a la presión de llevar este caso ante la Corte Suprema el hecho de que hay tres tribunales federales de apelaciones que han fallado en contra en casos similares aunque no idénticos, y hay por lo menos dos docenas más de casos pendientes en tribunales federales.

La Corte de Apelaciones de DC, en su fallo del 25 de enero, dijo que la pretensión de Obama, de que el podía decidir cuando el Senado estaba en receso, "destrozaría la separación constitucional de poderes" y pasa a describir que "una interpretación del "receso" que le permite al Presidente decidir cuando el Senado está en receso demolería los frenos y contrapesos inherentes en el requerimiento (Constitucional) de consejo y consentimiento, dándole al Presidente rienda suelta para designar a sus candidatos deseados en el momento en que le plazca, ya sea durante un fin de semana, durante el almuerzo o incluso cuando el Senado está en sesiones y simplemente le disgusta su inacción. Esto no puede ser la ley".