Glass-Steagall: demasiado grande para evadirla

15 de marzo de 2013

15 de marzo de 2013 — El restablecimiento del principio constitucional de la ley Glass-Steagall, que le otorga poder al gobierno para proteger a la sociedad del mal de la especulación financiera, se ha vuelto tan omnipresente en Washington DC, como también en las partes cuerdas del país, gracias en gran medida a la movilización del Comité de Acción Política de LaRouche (LaRouchePAC), que Wall Street ha intensificado su campaña para canalizar la ira en su contra hacia un falso debate sobre los bancos "demasiado grandes para quebrar" (TBTF, como los identifican por sus siglas en inglés).

Los medios de comunicación están batiendo tambores de que Wall Street teme por los bancos "demasiado grandes para quebrar" (TBTF), como se le ha dado en llamar a los comentarios sobre la necesidad de reducir el tamaño de los bancos. Obama está en el juego. Pero Wall Street y sus amos británicos saben que siempre y cuando la población piense que la pelea es meramente sobre el tamaño de los bancos y no la función de la banca y el crédito, la población seguirá esclavizada al sistema monetarista de la oligarquía. Por el contrario, la Glass-Steagall es el paso necesario para restablecer el sistema de crédito americano para la producción y el progreso, y el imperio sabe que eso lo puede derrotar.

El noticiero Fox Business declaró que esta sería "la semana TBTF en Washington DC" en un video clip del lunes por la noche. Más o menos al mismo tiempo, el periódico Politico de Washington, DC, sacó un artículo largo donde dice que "el Senado es el epicentro del debate sobre los megabancos" en donde inflan la línea de que Wall Street y Obama se unieron para bloquear una legislación sobre los TBTF, que todavía está por presentarse, en tanto que el proyecto de ley para restablecer la Glass-Steagall sigue ganando consistentemente nuevos patrocinadores en la Cámara de Representantes.

Pero incluso en estas reseñas, la existencia de una solución real tipo Glass-Steagall permea tanto el ambiente que los medios se sienten obligados a cubrirla, incluso cuando insisten en que "nunca va a suceder". El clip en Fox Business destaca una entrevista con el vocero de Americans for Financial Reform (Americanos por una reforma financiera), Marcus Stanley, quien afirma que es necesario "forzar" a los bancos a reducir sus operaciones bursátiles, separar a la banca comercial de los locos especuladores de riesgos de Wall Street. Vimos este tipo de separación entre Wall Street y la banca convencional hace 60 años con la Glass-Steagall y necesitamos restablecer algo parecido ahora, argumentó.

El portal electrónico HuffPost Business subió diapositivas el 12 de marzo sobre "Siete grandes banqueros presionan para ponerle fin a "demasiado grandes para quebrar" en donde se reconoce en los pies de foto que tres de ellos consideran a la Glass-Steagall como un asunto real, donde Scott Shay, fundador y presidente de Signature Bank, es el más firme sobre esto, argumentando que "el restablecimiento de la Glass-Steagall tiene que ser una alta prioridad" para los "reguladores financieros". Hasta el artículo más sucio de Político menciona de paso la pregunta del senador por Virginia Occidental Joe Manchin a los reguladores federales en las audiencias del mes pasado sobre el restablecimiento de la Ley Glass-Steagall: "Si funcionó tan bien durante tantos años, ¿por qué no creen ustedes que es algo a lo que debemos regresar?"