Cobertura en Bloomberg muestra gran movimiento en torno a la Glass-Steagall

16 de marzo de 2013

16 de marzo de 2013 — En la medida en que LaRouche PAC ha convertido a la Glass-Steagall en un tema candente en el Congreso de EU y círculos bancarios alrededor del mundo, acontecimientos tales como la admisión de Eric Holder de que hay algunos bancos que "son demasiado grandes como para enjuiciarlos" y su corolario, que la dizque reforma financiera de Dodd-Frank ha fracasado por completo, la han sacado más a primer plano.

Ayer, Yalman Onaran, de la agencia noticiosa sobre economía y finanzas Bloomberg, escribió un artículo largo en donde repasa los movimientos hacia la Glass-Steagall, y elimina versiones de la misma. Informa, sin dar citas, que el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Dallas, Richard Fisher propuso un límite de $250 mil millones en depósitos por banco para las garantías federales a los depósitos, para que no se necesiten fondos de los contribuyentes para rescatar a los bancos quebrados. Si no hay una garantía para los depósitos de los bancos por encima de los $250 mil millones se supone que esto forzaría a algunos bancos a hacerse más pequeños. Mañana, Fisher va a hablar en la Conferencia del Comité de Acción Política Conservadora y presumiblemente va a clarificar esto. Si es cierto, esto representa un alejamiento de la Glass-Steagall.

Onaran informa que, por otro lado, Thomas Hoenig, vicepresidente de la Corporación Federal de Seguros a los Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) aboga por un retorno a la Glass-Steagall, y que Hoenig dice que ésta es la única forma en que no se aplica la protección de la red de seguridad del gobierno a la banca de inversiones bursátiles y al corretaje de riesgos.

Es solo la indecisión del Congreso para aprobar o no la Glass-Steagall, ante las enormes presiones del gobierno y de Wall Street, lo que provoca que se presenten otras versiones. Por ejemplo, el autor de Bloomberg, cuando la EIR le preguntó por qué no habia informado sobre la H.R. 129, respondió que "la Glass-Steagall se ha revivido muchas veces antes. Cuando ganen arrastre las posibilidades de que se apruebe, vamos a informar sobre esto". Es un hecho que muchos miembros del Congreso que apoyan otros proyectos de ley para controlar a los bancos también apoyan la Glass-Steagall. Pero eso no es suficiente para salvar a Estados Unidos.