El gobernador del Banco de Inglaterra Mervyn King advierte que puede ser 'espantoso' el retorno a una alta inflación

18 de marzo de 2013

17 de marzo de 2013 — El temor a la hiperinflación se ve expresado hasta en el Banco de Inglaterra. En medio de las declaraciones del ministro de Hacienda de Gran Bretaña, George Osborne, por la obligación del Banco de Inglaterra a hacer más para apoyar el "crecimiento", es decir, imprimir incluso más dinero del que ya han impreso, el gobernador del Banco, Mervyn King, advirtió sobre los peligros de una inflación "elevada".

En lo que el diario londinense Guardian califica de una "rara" entrevista televisiva, King dijo: "No estoy seguro que haya algún llamado para cambiar el cometido. Es más importante el compromiso en el objetivo" de una inflación del 2%. En relación al período de inflación elevada en el último siglo dijo que "lo que espantaba cuando teníamos una inflación elevada era que los negocios se enfrentaban a tasas de interés elevadas... los pagos hipotecarios se duplicaron, había presiones sobre las finanzas familiares... la gente dejó de ver a largo plazo y se enfocaba totalmente en el corto plazo".

El jefe de economistas del Banco de Inglaterra, Spencer Dale, respaldó a King. En un discurso reciente dijo que era una "plática peligrosa" querer cambiar el mandato, y que "si no logramos el objetivo inflacionario con el tiempo va a ser muy severo el costo para nuestra economía". Dale advirtió que un cambio en la política iba a "desatar la inflación".

La inflación ya ha estado muy por encima del objetivo del 2% por varios años, así que está claro que King y Dale están advirtiendo realmente en contra de la hiperinflación. Dado que King sale en junio y va a ser reemplazado por el gobernador del Banco Central de Canadá, Mark Carney, quien propone un "objetivo" de inflación, claramente están haciendo sonar las alarmas.