"No a las nuevas cadenas colonialistas, No a la opresión, NO al deshonor nacional y chantaje crudo"

21 de marzo de 2013

20 de marzo de 2013.- Chipre se ha convertido en el primer país de la zona del euro en decir "NO" -"OXI" en griego- a la oligarquía financiera europea. Los 56 miembros del parlamento votaron en contra del acuerdo de rescate, con 36 votos en contra, 19 abstenciones y ni un solo voto a favor. En relación a los partidos, el comunista Akel, el socialista Edek, los Verdes, el Partido Europeo y el centrista Diko que forma parte de la coalición gobernante votaron en contra de la medida; el partido gobernante, Movimiento Democrático, se abstuvo de votar.

"No a las nuevas cadenas colonialistas, No a la opresión, NO al deshonor nacional y chantaje crudo" dijo el presidente de la Cámara de Representantes Yiannakis Omirou durante el debate. Antes de la votación dijo que, "en esencia, se le pide al parlamento que legalice la decisión de robarle en despoblado a los depositantes, en contra de toda ley escrita y no escrita. Nos negamos a suscribir esto".

Nicolas Papadopoulus, presidente de la comisión de finanzas del parlamento, dijo que los bancos van a permanecer cerrados "por el tiempo que sea necesario hasta que lleguen a un acuerdo". Los bancos han estado cerrados desde el pasado fin de semana. Solo es posible obtener efectivo de los cajeros automáticos y las tarjetas de crédito y débito han estado trabajando normalmente, pero se bloquearon de las cuentas de la población la cantidad propuesta para ser gravada. No se permiten las transferencias electrónicas.

Cuando los manifestantes que estaban afuera del parlamento supieron las noticias, rompieron en aplausos, coreando, "Chipre le pertenece a su pueblo!". "¡Se escuchó la voz del pueblo!" dijo Andreas Miltiadou, un pensionado de 65 años entre los manifestantes.

En una declaración antes de que se produjera la votación, Dimitris Silouris, dirigente del Partido Europeo (Evroko) dijo: "Yo creo que no se va a aprobar; no podemos aceptar fácilmente este ataque vicioso de la Troika y especialmente de los alemanes. Su objetivo no es ayudarle a Chipre. Su objetivo es destruir el sector de servicios de Chipre y atacar a los inversionistas extranjeros, especialmente de Rusia. Si tienen diferencias con Rusia, que las resuelvan ellos no con Chipre sino en otros campos".

Athina Kyriakibou, miembro del Partido Demócrata (Diko) dijo, "ellos van a querer imponerle esta política a otros países. Así que pido la solidaridad de los otros países del Mediterráneo, España, Italia, porque tenemos que protegernos nosotros mismos, tenemos que proteger nuestras economías de esta decisión catastrófica de la Troika y de los ministros del grupo del Euro".

Hasta la iglesia de Chipre ofreció su ayuda:

"Toda la riqueza de la Iglesia está a la disposición del país... para que podamos pararnos sobre nuestros dos pies y no en los de los extranjeros", dijo el Arzobispo Chrysostomos después de reunirse el miércoles en la mañana con Anastasiades. El arzobispo también le telefoneó al patriarca ruso Kirill para que hablara a favor de Chipre con el presidente ruso Vladimir Putin.