Chipre es la muestra de lo que sería la vida sin dinero

26 de marzo de 2013

23 de marzo de 2013 — El periódico chipriota en inglés Cyprus Mail del viernes 22 de marzo, dio a conocer un anticipo de la respuesta que dio Lyndon LaRouche a la pregunta, ¿Qué haría usted si se despertara una mañana y el dinero hubiera perdido su valor?

La respuesta en Chipre es el pánico, y algo más. Aquí hay tres ejemplos del Cyprus Mail:

Christos Phasarias, de 63 años, estimaba que el había perdido miles de euros en pedidos de su tienda de accesorios y partes para carros: "Necesitamos traer algunos pedidos del exterior y todo está allí congelado, esperando que se haga la transferencia de modo que puedan enviar el pedido", señaló. "No hay banco para poder hacer la transferencia, así que no podremos recibir a tiempo estas partes. Esto va a ser un desastre".

Adamos Hadjiadamou de la Asociación de Supermercados Chipriotas dijo que la mayoría de los proveedores suspendieron la práctica acostumbrada de abastecer los productos a las tiendas aceptando que el pago se haga por medio de crédito o cheques. "Vemos que esto no se justifica", le dijo a la agencia noticiosa Reuters. "¿Qué queremos hacer? ¿Destruir por completo el mercado?".

En una estación de gasolina, el empleado que estaba atendiendo, Tassos Spingas, no le dio gasolina a dos personas porque no tenían efectivo: "¿Cómo puedo saber si hay dinero en sus cuentas, cuando los bancos están cerrados?", preguntó.

Así está: Sin dinero, no hay comida, no hay gasolina, no hay transporte. Eso es lo que sería la vida si no se lleva a cabo una reforme financiera revolucionaria que comienza con la ley Glass-Steagall.