En España el caso Chipre destroza la confianza en el sistema del euro

27 de marzo de 2013

27 de marzo de 2013 — El fantasma de la Glass-Steagall y la salida del euro han empezado a cernirse sobre España, como consecuencia de la crisis de Chipre, a pesar de las protestas de funcionarios del gobierno y los principales medios de comunicación en el sentido de que el sistema bancario de España es totalmente diferente al de Chipre. Ni siquiera los que repiten la línea se lo creen.

El diario conservador ABC comisionó una encuesta a la agencia DYM sobre las reacciones sobre Chipre. Se encontró que el 65% de los españoles encuestados, de todas las edades y sin distinción de partidos políticos, temen que lo sucedido en Chipre suceda en España; más del 75% se opone a la fórmula de robo de los depósitos usados por la Troika. La Vanguardia destaca entrevistas "con el hombre de la calle", en donde encontraron una respuesta uniforme de pánico y una concordancia generalizado de que el dinero ya no está a salvo en los banco y que pudiera estar mejor guarnecido bajo el colchón.

Ha llegado la hora de estrategias alternativas. El economista vinculado al movimiento laboral Juan Laborda, de oposición al gobierno actual, concluyó su blog Voz Populi el martes con la afirmación de que "se tiene que restablecer la ley Glass-Steagall, en donde los bancos comerciales estaban separados claramente de los bancos de inversión". Aunque confunde las implicaciones mortales del principio empleado por la UE en Chipre, el llamado de Laborda por una Glass-Steagall y la separación de los bancos proviene de su reconocimiento de que "la política económica diseñada en Europa para hacerle frente a la crisis económica actual ha tocado fondo". El 6 de marzo, Laborda ya había comentado que por la forma en que iban las cosas actualmente "hasta aquellos de nosotros que defendíamos nuestra permanencia en el euro hemos empezado a tener nuestra dudas".

Las cosas han alcanzado tal nivel que en un debate en el Senado el martes, el segundo al mando del Ministerio de Economía de España, Fernando Jiménez LaTorre, se preguntó si España debería abandonar el euro. Aunque argumentó que "para España, la alternativa de estar fuera del euro es mucho peor que estar dentro del euro", el hecho de que siquiera se plantease la posibilidad en el pleno del Senado de España envió ondas de choque. El senador socialista Gregorio Medina respondió sorprendido, diciendo que nadie "está proponiendo que España se salga del euro".

Pero cómo no. La declaración sobre Chipre del Movimiento LaRouche España, haciendo un llamado por la Glass-Steagall y la salida del sistema del euro en desintegración, se ha entregado y está circulando entre círculos laborales y de oposición, así como también se ha subido al prominente blog de Daniel Estulín. La respuesta de Lyndon LaRouche en su videoconferencia por Internet del 22 de marzo sobre las implicaciones de la crisis de Chipre, en donde estableció que es el sistema como un todo el que se está colapsando y advierte que si no se restablece la norma Glass-Steagall, se van a hundir todas las economías transatlánticas, se ha visto 1,900 veces en menos de 72 horas después de que se subió (con interpretación simultánea al español) al sitio electrónico del Movimiento LaRouche en España.