Liberales prometen bloquear el robo de Obama con el mentado "IPC encadenado"

8 de abril de 2013

7 de abril de 2013 — El bloque progresista en el Congreso y grupos liberales se manifestaron en contra de la Casa Blanca luego de que informó que el odiado "IPC encadenado" (una manipulación del Índice de Precios al Consumidor para evadir los efectos de la inflación sobre las pensiones y otras prestaciones) va a formar parte del presupuesto del Presidente Obama, programado para salir el 10 de abril. El senador Tom Harkin (demócrata por Iowa) dijo que sigue firmemente opuesto al IPC encadenado y lo calificó de "un ataque innecesario al Seguro Social, un programa que por ley no le agrega nada al déficit". El senador Bernie Sanders (independiente por Vermont) dijo que "va a hacer todo" lo que esté en su poder "para bloquear la propuesta del Presidente Obama de recortar las prestaciones de los pensionados del Seguro Social por medio de un índice de precios al consumido encadenado".

En el lado de la Cámara de Representantes, los congresistas Raúl Grijalva (demócrata por Arizona) y Keith Ellison (demócrata por Minnesota) copresidentes del Comité Progresista, destacaron que "los republicanos han estado tratando de desmantelar el Seguro Social desde que el Presidente Roosevelt lo propuso durante la Gran Depresión. No vamos a negociar para ganarnos su buena disposición con las políticas que dañan a nuestros pensionados, en especial cuando ellos no han estado dispuestos a reducir las lagunas fiscales para los millonarios y las corporaciones acaudaladas ni siquiera en diez centavos".

Los grupos de base liberales también se están volteando contra Obama debido al IPC encadenado. Damon Silvers director de programas de la AFL-CIO dijo, en un correo electrónico masivo que envió, que "es inaceptable pedirle a la tercera edad, personas con discapacidades y veteranos que con dificultad tienen para sobrevivir, que se aprieten aún más el cinturón en un momento en que las corporaciones y el 2% de los más acaudalados no están pagando la parte justa de impuestos que les corresponde, a pesar de las ganancias disparadas". Moveon.org le dijo a sus miembros que el IPC encadenado "es una idea terrible". Tanto Moveon como Democracy for America, presididos por Jim Dean, hermano de Howard Dean, sostienen que los miembros progresistas en el Partido Demócrata no van a apoyar la propuesta de Obama y están bien preparados para combatirla hasta el final.

El IPC encadenado ciertamente es una farsa que va a orillar a millones de pensionados del Seguro Social, veteranos y otros en programas federales, a una pobreza desesperada. Ya el IPC actual subestima la inflación dramáticamente, como se muestra en el hecho de que tiende a promediarla entre 1 y 3%, comparado con lo que calcula la publicación Shadow Stats, utilizando los métodos que el solía utilizar la Oficina de Estadísticas Laborales para calcular la inflación en los 1980, ¡tasa que estaría entre 9 y 10%!

Sin embargo, va a fracasar la oposición al IPC encadenado de Obama a menos que adopte una política alternativa, empezando con el restablecimiento del principio Glass-Steagall. Son los bancos quebrados que respaldan a Obama los que quieren acabar con los derechos sociales y hacer que los estadounidenses más vulnerables paguen el precio de sus excesos especulativos. Solo la Glass-Steagall le puede poner un alto a este robo.