Claudio Morganti de nuevo hizo un llamado por Glass-Steagall en el Parlamento Europeo

17 de abril de 2013

17 de abril de 2013 — Durante su intervención en la sesión plenaria del Parlamento Europeo, el parlamentario italiano Claudio Morganti, dio la bienvenida a la propuesta de fijar un tope a las bonificaciones de los banqueros y a los supuestos incentivos para el crédito a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), pero dijo que en contra de la crisis del sistema bancario, la solución "más simple" sería "regresar a una separación clara entre los bancos comerciales y los de inversión, según el modelo de la Ley estadounidense Glass-Steagall, cuya derogación ha provocado una espiral de crisis financieras internacionales".

El Parlamento Europeo votó a favor de la propuesta de tope sobre bonificaciones (una relación de 1:1 entre salario y bonificaciones, 1:2 si lo aprueba una mayoría de los accionistas), para un aumento del margen de capital para los bancos y por una reducción en la clasificación de riesgo de crédito para las pequeñas y medianas empresas (PYMES), con la esperanza de que esto va a reiniciar los flujos de crédito hacia la economía.

Según lo informó la agencia de noticias italiana Agenparl, Morganti también dijo que considera "inmoral que los principales responsables de las crisis financieras sean recompensados con millones de euros. Hace sólo un año, el señor Antonio Vigni, actualmente bajo investigación de la fiscalía, dejó su trabajo como director del Monte dei Paschi di Siena (el banco en funcionamiento más antiguo del mundo) con una bonificación de 5 millones de euros, después de haber llevado a la bancarrota a uno de los bancos más grandes de Europa".