Siria califica el ataque de Israel de declaración de guerra

7 de may de 2013

7 de mayo de 2013 — La primera reacción oficial de Siria a los ataques de Israel, provino del Ministro de Información, Omran al-Zoabi, quien dijo que "el ataque de Israel abre la puerta a todo tipo de posibilidades". También acusó a Israel de "coordinarse con grupos armados" que luchan por derrocar al gobierno del presidente Bashar al-Assad. Anteriormente, el Viceministro de Relaciones Exteriores de Siria, Faisal Mekdad, le había dicho a la cadena noticiosa CNN que el ataque israelí era "un acto de guerra".

El Ministerio de Relaciones Exteriores y de Expatriados dijo el 5 de mayo que la flagrante agresión israelí en contra de emplazamientos de las Fuerzas Armadas de Siria muestra que hubo coordinación entre Israel y los grupos terroristas y los "takfiris" (apóstatas) que están afiliados a Jabhat al-Nusra, vinculado a al-Qaeda. El Ministerio agregó que esta coordinación entre Israel y los grupos terroristas tiene el objetivo "de suministrarle apoyo militar directamente a estos grupos después de que fracasaron recientemente en sus intentos por ganar terreno". Añadió que "esto no deja lugar a dudas de que Israel es el beneficiario, el instigador y algunas veces el ejecutor de los ataques terroristas que Siria ha vivido y que apuntan tanto al Estado como al pueblo directamente o a través de sus títeres dentro del país" afirmó el Ministerio.

En un artículo en el servicio noticioso del gobierno chino Xinhua se manifiesta una visión similar. Naser Qandil, un experto político libanés, le dijo a Xinhua que Israel está tratando de crear una cobertura de fuego para que los rebeldes tomen por la fuerza la capital siria.

El artículo de Xinhua cita a Amin Hutait, un brigadier libanés retirado y experto militar, quien recientemente le dijo a medios de comunicación árabes que los rebeldes estaban atacando incluso bases aéreas que estaban muy lejos de las zonas de conflicto, y el artículo dice que la estrategia es apuntar contra las bases aéreas militares para debilitar la capacidad de la Fuerza Aérea Siria de responder a cualquier agresión extranjera.

Después del primer ataque aéreo israelí en enero, el Ministro de la Defensa de Siria, Fahd Jassem al-Freiji dijo que las incursiones aéreas israelíes le prestaban ayuda a los rebeldes, argumentando que "los grupos terroristas armados" han atacado últimamente los sistemas de defensa aéreos de Siria a instancias de Israel con el fin de poner fuera de servicio estos sistemas".