Defensa histérica de Obama sobre Bengasi: "¡Ahí no hay ningún "ahí!"

14 de may de 2013

14 de mayo de 2013 — La conferencia de prensa conjunta de Obama con el Primer Ministro británico visitante, David Cameron, el jueves por la mañana, estuvo dominada por el patetismo histérico de Obama tratando de defenderse de la andanada de críticas sobre Bengasi. Empezó con una de sus sonrisas falsas, diciendo: "Hemos visto ahora este argumento que lo han venido presentado algunas personas, principalmente en el Capitolio, ya desde hace meses… Murieron estadounidenses en Bengasi. El día después de que sucedió, yo reconocí que este había sido un acto terrorista", declaró defensivamente. Obama trató de crear la impresión, mediante una repetición sin fin, de que el único punto en cuestión eran los falsos "puntos informativos" que planteó su gobierno y que utilizó la embajadora de EU ante la ONU, Susan Rice, después del ataque, cuando la cuestión de fondo es SU POLITICA en su calidad de títere saudí-británico, que le dictó lo que tenia que hacer en Libia y ahora en Siria. Eso fue lo que creó las circunstancias para el ataque terrorista en Bengasi, para empezar, lo cual, en segundo lugar, llevo a que no se pudiera montar ninguna defensa en contra de éste ataque, y en tercer lugar, a que mintieran para encubrir después lo que había sucedido.

"Todo este asunto —de los puntos informativos— francamente, durante todo este proceso, es una cuestión secundaria", dijo. "Y nadie entiende exactamente que era lo que estaba sucediendo en el transcurso de estos primeros días", lo cual es otra mentira. "Y los correos electrónicos a los que aludiste que nosotros le proporcionamos a las comisiones del Congreso...Y de repente, hace tres días, todo cobró un nuevo giro como si hubiera algo nuevo en la historia. Ahí no hay ningún 'ahí' ". Es decir, "si estábamos tratando de encubrirlo, ¿por qué fue que sacamos toda la información tres días después?", alegó histéricamente, cuando la verdad es que no ha entregado toda la información que han pedido los Congresistas. "Todo desafía a la lógica", terminó, lloriqueando.

"Han usado esto para recaudar fondos", atacó. "¿Por qué se vuelven a enfocar en esto?", se preguntó. Y se respondió diciendo que ha asumido la responsabilidad, ya que otros diplomáticos necesitan protección y "no tenemos tiempo para jugar este tipo de juegos políticos en Washington". ¡Tenemos que protegerlos!, dijo. Más bien, "nos deshonramos, cuando, ya saben, convertimos estas cosas en un circo político".