El New York Times publica un informe de los autores de "La austeridad mata"

15 de may de 2013

14 de mayo de 2013 — El New York Times publicó el lunes 13 un artículo de opinión de dos investigadores de las Universidades de Oxford y Stanford quienes escribieron un libro, a publicarse el 21 de mayo, en donde documentan que las políticas de austeridad del FMI, el Banco Central Europeo y la Unión Europea (la Troika) matan. Los autores de The Body Economic: Why Austerity Kills (El cuerpo económico: Por qué mata la austeridad), resumen sus resultados en este artículo, documentando que los países que se han resistido a las duras condicionalidades del FMI y que en vez de esto han instrumentado un programa de pagos de la deuda gradual, para evitar recortes en la red de seguridad social, han sobrevivido e incluso han prosperado, en tanto que todos los países que han adoptado las duras políticas del FMI y la Troika sufrieron un aumento drástico en las tasas de suicidios, desplome en el la esperanza de vida y otras formas de aumentos en las tasas de mortalidad.

EIR tiene un ejemplar del libro y en breve publicará su propio resumen. Por su parte, los autores del mismo en su artículo del New York Times destacan varios ejemplos, entre otros, del caso de Estados Unidos durante el gobierno de Franklin D. Roosevelt:

"La experiencia de Estados Unidos durante la Depresión también es instructiva. Durante la Depresión, las tasas de mortalidad en Estados Unidos cayeron en un 10 por ciento. Las tasas de suicidio se elevaron efectivamente entre 1929, cuando se desplomó el mercado de valores, y 1932, cuando se eligió a Franklin D. Roosevelt como Presidente. Pero el aumento en suicidios se vio compensado con la transición epidemiológica: mejoras en higiene que redujeron las muertes por enfermedades infecciosas como la tuberculosis, neumonía e influenza; y por una drástica caída en accidentes de tráfico fatales, ya que los estadounidenses no se podían dar el lujo de manejar. Comparando los datos históricos entre los estados, estimamos que cada $100 dólares de gasto del Nuevo Trato per cápita estuvo asociado con una caída en muertes por neumonía de 18 por cada 100,000 personas; una reducción en la mortalidad infantil de 19 por cada 1,000 nacimientos; y una reducción en suicidios de 4 por cada 100,000 personas.

"Nuestra investigación sugiere que la inversión de $1 dólar en programas de salud pública puede producir unos $3 dólares en crecimiento económico. La inversión en salubridad pública no solo salva vidas en una recesión, sino que puede ayudar a promover la recuperación económica. Estos resultados sugieren que hay tres principios que deben guiar la respuesta a las crisis económicas".

Los autores citan a Islandia y Malasia como dos ejemplos exitosos, en donde el gobierno repudió las exigencias del FMI y rechazó los recortes en los servicios sociales. En ambas instancias, los datos sobre salubridad pública mostraron una estabilidad, en tanto que en Rusia, Grecia, y en Estados Unidos durante el recorte generalizado de Obama sufrieron aumentos severos en las tasas de suicidio y de muertes prematuras.

"Inicialmente, el paquete de estímulos de 2009 reforzó la red de seguridad. Pero hay señales de alerta más allá de las mayores tasas de suicido de que las pautas de salud están empeorando. Las recetas para medicinas contra la depresión se han disparado. Tres cuartos de un millón de personas (en particular jóvenes sin trabajo) han caído en la ebriedad. Más de 5 millones de estadounidenses perdieron el acceso a la atención médica en la recesión debido a que perdieron su empleo (y tampoco podían extender su seguro bajo la ley COBRA o perdieron su elegibilidad). Las visitas médicas preventivas se redujeron drásticamente en tanto que la gente retrasaba su atención médica y terminaban en las salas de emergencia (La ley de salud del Presidente Obama extiende la cobertura, pero solo gradualmente).

"El recorte generalizado de $85 mil millones de dólares que comenzó el 1 de marzo va a recortar los subsidios a la nutrición a aproximadamente 600,000 mujeres embarazadas, recién nacidos e infantes para fin de año. Los presupuestos para vivienda pública se recortarán en cerca de $2 mil millones de dólares este año, pese a que 1.4 millones de viviendas están en embargo y desahucio. Incluso el presupuesto de los Centros para Control y Prevención de Enfermedades, la principal defensa nacional en contra de las epidemias como el brote de meningitis fúngico de los últimos años, se recortará cuando menos en $18 millones de dólares".

Como se ha dicho, el libro saldrá al público para fines de este mes, y se informa que ya los autores están trabajando en otro informe de seguimiento con mayor atención en el desplome de Estados Unidos.