Ban Ki Moon y Lavrov avanzan con la conferencia internacional sobre Siria

20 de may de 2013

20 de mayo de 2013 — El Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, en conferencia de prensa en las oficinas del servicio noticioso RIA Novosti en Moscú el 19 de mayo, dijo en relación a convocar a una conferencia internacional para ponerle fin a la guerra en Siria: "Como me han solicitado las partes que convoque a esta conferencia bajo los auspicios de las Naciones Unidas, me estoy comprometiendo activamente ahora con todas las partes: Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, Francia, China [y] todos los otros participantes claves". Moon dijo que prevé "una ventana de oportunidad" para que se celebre la conferencia a principios de junio.

Ban Ki Moon ha estado de gira promoviendo esta conferencia, que se planteó en las discusiones del 7 de mayo entre el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Lavrov y el Secretario de Estado de EU, John Kerry en Moscú. En su gira actual, Moon viajó el 17 de mayo a la ciudad rusa de Sochi en el Mar Negro en donde se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores ruso Lavorv y después con el presidente ruso Putin.

Lavrov destacó en su conferencia de prensa después de su reunión con Moon, la urgente necesidad de celebrar dicha conferencia. Sin embargo, subrayó "nuestro objetivo no es programar la conferencia para cierta fecha en particular, marcando un evento específico, sino que estamos considerando la situación en general... El arreglo a la crisis en Siria se puede encontrar en función de un dialogo de toda Siria que involucre a todas las fuerzas sirias, sin interferencia extranjera".

El gobierno francés del Presidente Francois Hollande, actuando como la garra del gato imperial del Gran Bretaña, ha tratado de obstaculizar la vía de la conferencia, chillando que no se debe permitir que Irán participe en la conferencia. El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, Philippe Lalliot dijo el 17 de mayo: "No queremos a Irán".

Sin embargo, según RIA Novosti, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov reveló el 19 de mayo, que el había discutido la posible participación de Irán en la conferencia con su contraparte John Kerry en su reunión de principios de mayo, aunque Kerry si destacó que algunas partes se iban a oponer. La idea sería que asistieran Irán y Arabia Saudita representando tendencias opuestas.

"Los rusos y los americanos estuvimos de acuerdo, durante la visita de Kerry a Moscú, en sostener una conferencia con participantes internacionales para ponerle fin a la guerra en Siria. Moscú quiere que participen todas las naciones que formaron parte de la conferencia de Ginebra sobre Siria el verano pasado, y dice que sin la participación de Irán, la conferencia no va a tener éxito.

"Arabia Saudita e Irán no participaron en las pláticas de Ginebra, recordó Lavrov".

"Nuestros socios estadounidenses bloquearon a Irán, y no se invitó a los sauditas en compensación por la ausencia de Irán, dijo Lavrov en entrevista con Rossiiskaya Gazeta publicada el lunes".

Lo más importante, Lavrov también subrayó que no debe haber límite de tiempo para la conferencia, diciendo que podría ser "contraproducente" tratar de limitarla a unos pocos días o incluso a pocas semanas.

El punto más amplio es que las fuerzas que están organizando la conferencia, entre ellas las fuerzas cuerdas en Estados Unidos en torno al jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, general Martin Dempsey, y el gobierno ruso de Putin, intentan impedir que el eje británico-saudí utilice la guerra en Siria como un detonador de una confrontación nuclear entre Estados Unidos y Rusia.