Experto ruso: Para que funcione el decreto de Putin de dar crédito a la industria, se requiere ... la ley Glass-Steagall

28 de may de 2013

Experto ruso: Para que funcione el decreto de Putin de dar crédito a la industria, se requiere un equivalente a la ley Glass-Steagall

28 de mayo de 2013 — La discusión en Rusia sobre la necesidad de una separación bancaria al estilo de la ley Glass-Steagall, cobró nuevos bríos esta semana a raíz de una conferencia que dio el Presidente Vladimir Putin el 23 de mayo en la ciudad rusa de Vorónezh ante 90 importantes empresarios de todo el país.

El 24 de mayo el periódico de negocios Vzglyad reportó que Putin "hizo un llamado al Banco Central a pensar en cómo saturar a los bancos con créditos baratos, para que estos puedan extender crédito a la economía". Putin agregó que es crucial que el resultado sea "la expansión real del financiamiento, y no el aumento de los ingresos y las superganancias de los bancos".

La reunión fue la última de varias conferencias que dio Putin para hacer frente a la fuerte contracción del crecimiento económico en Rusia, que se estancó a una tasa anual del 1,1 % en el primer trimestre de 2013. En el coloquio de finales de abril realizado en la ciudad de Sochi, Putin organizó un debate abierto entre Andrei Belousov, Ministro de Economía, quien dijo que la economía está muriendo de hambre debido a las altas tasas de interés y otras prácticas de restricción monetaria; y Sergei Ignatyev, el saliente presidente del Banco Central, quien defiende el dogma de la "lucha contra la inflación" mediante las altas tasas de interés. En varias de las reuniones, el propio Putin ha expresado su preocupación de que Rusia vaya experimentar aún más la recesión, debido a la crisis en Europa, ya que ésta representa el 50% del comercio exterior de Rusia.

El 24 de mayo, la importante revista económica Expert reportó la reunión de Voronezh bajo el título, "Putin ordena al Banco Central dar dinero barato a los bancos y obligarlos a que presten a la economía real". Expert entrevistó a Yelena Chernoletskaya, analista en jefe del 'Moscow Markets Center´, quién dijo que la única forma de lograr eso, era a través de medidas como las de la Glass-Steagall. "Primero y ante todo", advirtió Chernoletskaya, "si los bancos reciben liquidez barata con el propósito expreso de prestar al sector real, se les debe privar de cualquier posibilidad de desviar ese dinero de nuevo en el mercado financiero". Señaló que en otros países han habido varios intentos de imponer tales restricciones, enfocándose en la "medida más rigurosa y más antigua [que las medidas actuales como la Dodd-Frank] que actualmente no está vigente, pero puede ser restituida: la ley Glass-Steagall".

Explicó que "en esencia la idea es simple: la reducción del riesgo en el sistema financiero, dar protección al consumidor y supervisar de cerca las principales instituciones financieras del sistema. Una de las medidas es la separación de los servicios de banca de inversión, fondos de capital privado y fondos especulativos, de los servicios de préstamos directos. La ley Glass-Steagall establece una separación absoluta entre las operaciones de la banca de inversión y la banca directa".

Chernoletskaya agregó que "tal vez este tipo de mecanismo podría ayudar a impulsar los préstamos bancarios en la economía rusa... Sin embargo, no existe ninguna indicación de que el Banco Central de Rusia esté preparado para adoptar tales medidas".