La política de "rescate interno" de la reina de Inglaterra: la intención es genocidio

29 de may de 2013

29 de mayo de 2013 — Lyndon LaRouche, en discusiones con el Comité sobre Política de LPAC el 27 de mayo, señaló repetidamente: "Tenemos que ver la magnitud de la deuda de la que están hablando con ese argumento [de la ley Dodd-Frank], el razonamiento que hacen… Si se ve la magnitud, prácticamente no quedaría nadie vivo en Estados Unidos o en Europa, después de que se aplicara la Dodd-Frank".

Hasta un repaso somero de las magnitudes de las que se está hablando demuestran lo que señala LaRouche, de que la intención de la reina de Inglaterra es el genocidio y nada más.

EIR calcula que la cantidad total de derivados pendientes a nivel internacional anda hoy en realidad en el orden de los $ 1,400 billones (si, de millones de millones), más o menos el doble de lo que los bancos han confesado tener y que el Banco de Pagos Internacionales de Basilea (BPI) admite. Existen otros $200 billones, más o menos, adicionales en valores globales, bonos, deuda y otros instrumentos financieros, para llevar el gran total de agregados financieros a cerca de $1,600 billones. Así que los derivados conforman casi el 90% de todos los agregados financieros globales.

Dado que la Dodd-Frank y otras legislaciones en Estados Unidos y Europa colocan estos derivados al frente de la línea de pagos en caso de una desintegración, consideren las implicaciones.

La cantidad total acumulada de emisión cuantitativa (EC) emitida por los bancos centrales trasatlánticos durante el año 2012, alcanzó los $4.5 billones. A la tasa actual de emisión cuantitativa adicional provenientes de EU, el Reino Unido, la Unión Europea y Japón, el total se va a elevar a unos $11 billones para fines del 2014. Además de esto, el formato del "prototipo Chipre" de los rescates internos (utilizando el dinero de los depositantes para pagar las deudas de los banqueros) faculta robarle a los depositantes (a los que califican como "acreedores no asegurados") unos $7 billones adicionales por todo el sector trasatlántico). El total combinado se elevaría por lo tanto a unos $18 billones.

¡Eso solo es un poco más de un 1% del total de la burbuja especulativa global! ¿Realmente creen ustedes que robar $18 billones tiene la posibilidad de apuntalar una burbuja que es 100 veces más grande? Por supuesto que no.

Pero lo que si puede hacer ese nivel de saqueo, y de la manera más eficiente, es desaparecer a la población y las economías físicas de los Estados Unidos, Europa y la mayor parte del resto del mundo. Como sucedió en el periodo 2008-2012, ya el desempleo juvenil se ha duplicado en la realidad en ambos lados del Atlántico, con todo lo que esto representa para el futuro de estas naciones. ¿Qué es lo que va a suceder con la aceleración del saqueo multiplicado varias veces, como es la intención británica? Genocidio.

Es importante destacar además que el mecanismo de rescate interno de Dodd-Frank no tiene la intención de sustituir o reemplazar los rescates que vienen desde el 2008. Se está promoviendo como si fuera una forma de evitar futuros rescates, pero eso es una mentira, igual que el resto de la propaganda en torno a la Dodd-Frank. No se vé que se esté desacelerando la Emisión Cuantitativa, ni que los gobiernos estén reduciendo lo que han asumido de la deuda mala de los bancos ¿verdad? "Por supuesto que no", comentó Lyndon LaRouche hoy. Tanto el "rescate interno", con el dinero de los depositantes, como el "rescate externo", con el dinero de los contribuyentes están programados para seguir simultáneamente, y ambos tienen el objetivo de encubrir la verdadera intención política del imperio británico, que es el genocidio, afirmó LaRouche. "Si desean ser honesto, van a tener que admitir esta realidad", dijo LaRouche.