Greenwald dice, esperen más revelaciones

11 de junio de 2013

11 de junio de 2013 — Durante su presentación en el programa 'ABC This Week" [1] de este domingo 9, el periodista que destapó el programa de espionaje de la Casa Blanca, Glen Greenwald, dijo que se deben esperar más revelaciones de su parte en el período inmediato, al contestar una pregunta del anfitrión del programa, George Stephanopoulos.

El sábado, Greenwald lanzó la primicia sobre el nivel de espionaje que estaba llevando a cabo el gobierno de Obama: "Reportaste que el gobierno ha recolectado 97 millones de piezas de información, casi toda de afuera de Estados Unidos. ¿Cual es el descubrimiento clave aquí?", le preguntó Stephanopoulos.

Greenwald: Hay dos descubrimientos claves. Uno es que hay cierto número de miembros del Congreso encargados de supervisar, de verificar a las personas que están a cargo de este enorme aparato secreto de espionaje para asegurarse de que no estén abusando de su poder. Estas personas en el Congreso le ha estado pidiendo continuamente a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) que aporte la información básica sobre cuantos estadounidenses están espiando, cuantas conversaciones y llamadas telefónicas y conversaciones de estadounidenses están interceptando, y constantemente la NSA les ha dicho que ellos no tienen la capacidad de decirles ni siquiera de darles un estimado general.

Así que estos documentos que estamos publicando muestran —que estaban clasificados como secreto máximo para evitar que el pueblo estadounidense supiera de ellos— muestran que la NSA mantenía estadísticas extremamente precisas... que la NSA estaba alegando falsamente que no existían. Y la otra cosa que hace esto, como dijiste, es que indica exactamente qué tan extensa y masiva es la NSA en términos de recopilar todo tipo de comunicaciones alrededor del mundo, incluso internamente.

Stephanopoulos: El vocero de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) también dijo que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) había presentado un informe sobre delitos cometidos. ¿Se ha puesto en contacto contigo el FBI o cualquier otro funcionario encargado de aplicar la ley?

Greenwald: No. Y cuando quieran pueden hablar conmigo. Estaré más que dispuesto a hablar con ellos y les voy a decir que existe esta cosa que se llama Constitución y la misma Primera Enmienda que garantiza la libertad de prensa. En mi calidad de ciudadano estadounidense, tengo todo el derecho y incluso hasta la obligación como periodista de decirles a mis conciudadanos, y a nuestros lectores, qué es lo que está haciendo el gobierno, qué es lo que no quieren que sepa la población de Estados Unidos. Y estoy dispuesto a hablar con ellos a cualquier hora, y el intento de intimidar a periodistas y sus fuentes con estas constantes amenazas de investigación, no van a funcionar.

Sobre los que denunciaron el espionaje, Greenwald denunció por adelantado la campaña de difamación que se iba a desatar sobre estas personas: "Siempre que sale alguien a denunciar, alguien que revela las malas acciones del gobierno, la táctica del gobierno es tratar de satanizarlos como traidores. Ellos están arriesgando sus carreras, y sus vidas y su libertad. Porque lo que vieron que se estaba haciendo en secreto, dentro del gobierno de Estados Unidos, era tan alarmante y tan dañino que ellos simplemente quieren que se haga algo.

Stephanopoulos: Finalmente ¿debemos esperar más revelaciones tuyas?

Greenwald: Así es.