En la Semana Nacional de Acción por la Glass-Steagall, crece el respaldo en Estados Unidos e internacionalmente

7 de may de 2013

7 de mayo de 2013 –- El lunes 6 despegó la Semana de Acción para Restaurar la Glass-Steagall, en la que ciudadanos de todas partes de Estados Unidos llevarán a cabo una diversidad de actividades, conferencias de prensa y una actividad de cabildeo por todo el país. La actividad central se llevará a cabo en la capital, Washington, D.C., donde se concentrarán delegaciones de los estados de la costa del Este los días 7 y 8 de mayo encabezadas por el Comité de Acción Política LaRouche (LaRouchePAC) para transmitir el mensaje a los miembros del Congreso: Los ojos del mundo están puestos sobre nosotros. Estados Unidos debe aprobar la Glass-Steagall.

El objetivo de la movilización, como se planteó en el Llamado a la Acción que se dio a conocer el 1 de mayo, es proporcionar el empuje necesario para que se apruebe de inmediato el proyecto de ley HR 129, de la representante demócrata de Ohio Marcy Kaptur y del representante republicano de Carolina del Norte, Walter Jones, la cual reinstituiría a la Glass-Steagall, y además, lograr que en el Senado se introduzca un proyecto similar y se apruebe.

Hasta hoy, el proyecto HR 129, titulado "Ley para regresar a la banca prudente", tiene 61 patrocinadores en la Cámara de Representantes. El proyecto está ahora en la Comisión de Servicios Financieros para su discusión. Los patrocinadores abarcan 28 estados de la Unión.

En apoyo de este proyecto de ley, se han introducido resoluciones en 18 legislaturas estatales en las cuales se exige al Congreso la aprobación del mismo, y de esas resoluciones cuatro estados ya la han aprobado: Dakota del Sur (ambas cámaras); Maine (ambas cámaras); Indiana (la cámara baja); y Alabama (la cámara baja). Muchas de estas resoluciones en las legislaturas estatales manifiestan un fuerte respaldo bipartidista, y en algunos casos es predominantemente republicano, como en Colorado, o demócrata, como en Rhode Island. Los 18 estados son: Louisiana, Alabama, Colorado, Hawaii, Indiana, Kentucky, Maine, Maryland, Minnesota, Mississippi, Montana, North Carolina, Pennsylvania, Rhode Island, South Dakota, Virginia, Washington y Virginia Occidental.

Además, en unas 20 localidades de Pennsylvania se han aprobado resoluciones que exigen la reinstitución de la Glass-Steagall. Así mismo, la Unión Nacional de Agricultores (National Farmers Union) ha reiterado su respaldo a la reinstitución de la Glass-Steagall en su convención nacional del pasado marzo.

Aunque la campaña para la urgente restauración de la Glass-Steagall la inició Lyndon LaRouche y su comité de acción política, desde el otoño de 2008, desde entonces una cantidad de economistas prominentes y funcionarios públicos, empezando por el vicepresidente de la Corporación Federal de Seguro a los Depósitos (FDIC) Thomas Hoenig, y otros notables como David Stockman, ex director de la Oficina de Administración y Presupuesto en el gobierno de Ronald Reagan, economistas como Luigi Zingales, y Robert Reich, ex secretario del Trabajo en el gobierno de Bill Clinton, han salido en público a respaldar la ley que separa la banca. A estas personalidades de Estados Unidos se les ha unido Daisuke Kotegawa, el ex director ejecutivo por Japón en el Fondo Monetario Internacional, y ex funcionario del Ministerio de Finanzas de Japón.

Incluso banqueros que antes habían combatido a la Glass-Steagall, entre ellos de manera notable el ex presidente del Citibank, Sanford Weill, han cambiado su postura y ahora exigen su restauración.

En las últimas semanas, frente a las consecuencias de la austeridad asesina que ha impuesto la llamada Troika (la Unión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo), así como el robo a los depositantes en Chipre con las medidas del mentado "rescate interno", un número creciente de personalidades en Europa han levantado su voz para manifestar que Estados Unidos de el primer paso para restaurar la cordura económica con la Glass-Steagall. Entre ellos se encuentra el diputado italiano Giancarlo Georgietti, líder de la fracción del partido Lega Nord en el parlamento italiano; la parlamentaria de Islandia, Álfheidur Ingadóttir; y cientos de alcaldes de ciudades de Francia. En Iberoamérica, la congresista colombiana Alba Luz Pinilla Pedraza, también ha manifestado su respaldo a la Glass-Steagall y ha exhortado al Congreso de Estados Unidos a que la restauren.

En una conferencia del Instituto Schiller que se realizó los días 13 y 14 de abril en Fráncfort, Alemania, más de 300 participantes de diversos países de todos los continentes firmaron un llamado urgente para que Estados Unidos apruebe la Glass-Steagall. Inspirados en el llamado de la conferencia, activistas de España, Alemania, Italia, México y de otras partes han iniciado una campaña para recabar firmas de apoyo a dicha resolución y las han transmitido al Congreso de Estados Unidos.

El texto completo en inglés de la HR 129, y mayores detalles sobre el apoyo a la Glass-Steagall, se pueden ver en http://larouchepac.com/glass-steagall y en http://spanish.larouchepac.com/glass-steagall