Detroit esta en quiebra, dejó de pagar sus deudas

15 de junio de 2013

15 de junio de 2013 — La ciudad de Detroit, que una vez fue el centro de la poderío industrial y de producción de máquinas herramientas en Estados Unidos, se declaró en incumplimiento del pago de $34 millones de dólares a sus acreedores, en tanto que su Administrador de Emergencia, Kevyn Orr, anunció que habría una moratoria al pago del principal y de los intereses de la deuda no asegurada que tiene la ciudad. Así mismo, Orr presentó una propuesta detallada con relación a la deuda de casi $17,000 millones de dólares que tiene Detroit, según la cual a los acreedores de la deuda no asegurada se les pagaría menos de 10 centavos por dólar, "pero algunos acreedores conseguirían un poquito más con base al ingreso de la ciudad", de acuerdo a la reseña de la agencia noticiosa Reuters.

Entre los acreedores de deuda no asegurada que van a resultar más perjudicados son los tenedores de bonos y los fondos de pensión.

Lyndon LaRouche comentó que ahora los trabajadores automotrices jubilados y otros que pensaban que ya tenían comprada su jubilación, cuando sus industrias cerraban, van a descubrir que son ellos a los que están cerrando. Las pensiones y cosas así simplemente van a desaparecer. La única respuesta a esto y la destrucción semejante que viene ocurriendo, declaró LaRouche, es asegurar que se reduzca el lapso de la vida política de Obama pero muy rápidamente. La única forma en que Estados Unidos puede sobrevivir es sacándolo del cargo, y castigar brutalmente a Wall Street. Porque ahora las únicas opciones son, o que desaparezca Estados Unidos, o que nos deshagamos de Wall Street y toda la basura que trae junta, mediante la instrumentación de la Glass-Steagall.

El mismo día que Orr anunciaba el deceso de Detroit, la Junta Escolar de Detroit aprobó una resolución para enviar un memorial al Congreso de Estados Unidos para que restaure la ley Glass-Steagall.