Obama busca la Tercera Guerra Mundial para desviar la atención de sus delitos

27 de junio de 2013

27 de junio de 2013 — La retórica del gobierno de Obama en contra de China y de Rusia por supuestamente haber "albergado" al denunciante de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, está contribuyendo a acercar al mundo más a una Tercera Guerra Mmundial que cualquier otro momento durante la Guerra Fría, en donde el Secretario de Estado, John Kerry tomó el lunes el liderato en entrevista con CNN. Con un discurso que sonaba más a John Foster Dulles en los 1950 o quizá al senador John McCain en 2013, Kerry dijo:

"Yo me pregunto si el señor Snowden escogió China y Rusia como ayuda en su huída de la justicia debido a que ellos son bastiones tan poderosos de la libertad por Internet. Puede morir gente como consecuencia de lo que este hombre hizo. Es posible que los Estados Unidos puedan ser atacados ahora debido a que los terroristas pueden saber ahora cómo protegerse de diversas maneras, maneras que anteriormente no conocían".

Lyndon LaRouche, después de escuchar la información sobre el arrebato de Kerry, señaló: "¿Qué diablos cree John Kerry que está haciendo? ¿Se volvió loco? Lo que está haciendo va a contribuir a desatar la Tercera Guerra Mundial termonuclear. Kerry está actuando como prostituta. No sabemos cuando se volvió prostituta, pero así es cómo se está comportando. Obama lo trató abusivamente y lo aisló, así que ahora está respondiendo buscando formas siempre innovadoras, cada vez más embarazosas de besarle el trasero a Obama. Ha violado todas las normas diplomáticas, y no es de sorprender que los rusos y los chinos hayan respondido en la forma que respondieron".

De hecho, tanto Rusia como China han expresado indignación por las acusaciones que el gobierno de Obama ha hecho en contra de ellos, incluso cuando todo el mundo sabe que el gobierno de Obama es el gobierno más criminal en el mundo, quizá en la historia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov y el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, respondieron. Putin rechazó el llamado de extradición, y dijo que las acusaciones estadounidenses de que Rusia le está encubriendo a un fugitivo no son más que "una pesadilla y un disparate... Nosotros solo extraditamos personas de nacionalidad extranjera a aquellos países con los que tenemos el acuerdo internacional pertinente sobre la extradición de delincuentes. No tenemos un acuerdo de este tipo con Estados Unidos". Dijo que Snowden estaba en la sección internacional del aeropuerto, no había ingresado a territorio ruso y era libre de irse cuando así lo deseara.

Lavrov dijo: "Consideramos que los intentos de acusar al lado ruso de violar las leyes estadounidenses y de estar prácticamente envueltos en un complot, son absolutamente infundados e inaceptables".

Josh Rogin del Daily Beast también informó que todo el gobierno de Obama está totalmente desplegado en contra de los rusos, con Mueller del FBI, Burns del Departamento de Estado, el embajador McFaul y otros haciendo llamados a sus contrapartes rusas para exigirles que les entreguen a Snowden. Fuentes de inteligencia de alto nivel en Washington nos dijeron que el gobierno de Obama está fuera de sí, tratando de ponerle las manos encima, debido a las otras filtraciones de inteligencia que pudiera hacer, y a que están tratando de desviar la atención del tema real del espionaje con algún tipo de juicio amañado.

El gobierno chino también respondió enojado: "El gobierno de Hong Kong manejó el caso totalmente conforme a la ley. Las acusaciones en contra del gobierno chino son totalmente infundadas" dijo el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores Hua Chunying. El periódico del partido Global Times escribe hoy: "Si más Snowden deciden salir públicamente en un futuro, el mundo debe apoyarlos tanto como sea posible... Washington mantiene una mano de hierro sobre el Internet en donde abusa de su poder... China necesita hacer un análisis concienzudo de las causas y efectos de este incidente, o nos vamos a convertir en el pez más grande en la red de la 'World Washingon Web' ".

Ricardo Patiño, el Ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, quien está considerando la petición de asilo de Snowden, dijo sobre el caso: "El denunciado persigue al denunciador. El hombre que trata de arrojar luz y transparencia sobre temas que nos afectan a todos es perseguido por quienes deberían dar explicaciones sobre las denuncias que se han presentado".