Estados Unidos presiona a las naciones Iberoamericanas sobre Snowden, pero no extradita a los ... que viven en EU

5 de julio de 2013

Estados Unidos presiona a las naciones Iberoamericanas sobre Snowden, pero no extradita a los convictos de terrorismo y asesinatos que viven en EU

5 de julio de 2013 — El embajador de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, destacó la hipocresía de las amenazas de Estados Unidos en contra de Ecuador y Bolivia para que no le concedan asilo a Edward Snowden, cuando a la vez le da protección a diversos terroristas, asesinos y fugitivos iberoamericanos, negándose a extraditarlos a pesar de que han sido condenados en los tribunales de esas naciones.

En un artículo del 4 de julio publicado por la agencia de prensa Bolpress, Valero aporta una larga lista de algunos de los terroristas y gatilleros más famosos del continente, que viven actualmente en Estados Unidos bajo la protección ya sea del FBI, CIA o el Departamento de Estado. Entre estos está Luis Posada Carriles quien es solicitado por el bombazo de 1976 en contra de un avión de Cubana de Aviación en donde murieron 73 personas; otros tres venezolanos, condenados por los bombazos del 2003 a las embajadas de Colombia y España en Caracas, y el agente de la CIA, asesino y torturador Michael Townley y su cómplice, el cubanoamericano Guillermo Novo Sampol, quien trabajó para el servicio secreto del dictador chileno Augusto Pinochet, DINA así como también para la dictadura militar argentina de 1976 a 1983. Ambos estuvieron también implicados en el asesinato de 1976 del excanciller chileno Orlando Letelier, en Washington.

La lista continua, incluyendo a expresidentes iberoamericanos condenados por crímenes en sus propios países (Sánchez de Lozada de Bolivia y Jamil Mahuad de Ecuador), dos ex banqueros gangsters que le defraudaron millones de dólares a la población ecuatoriana, y cuya solicitud de extradición fue negada múltiples veces por el Departamento de Estado, alegando "falta de evidencia".

Valero destaca la ironía de que el gobierno de Obama solicite formalmente que Bolivia extradite a Snowden si entra al país, "el mismo día en que el presidente Evo Morales era detenido ilegalmente en Europa debido a las sospechas infundadas de que estaba transportándolo [a Snowden] en su avión presidencial".