Informe del segundo día de la Semana de Acción por la Glass-Steagall

9 de may de 2013

9 de mayo de 2013 — 'Quedaron impactados y asombrados' fueron las palabras de un activista de Virginia que participó en la movilización de LaRouchePAC en el Capitolio de Washington, DC, este miércoles 8. Y en efecto, el segundo día de la movilización fue todavía más intenso y efectivo, y el efecto acumulativo de la actividad organizativa realmente va a tener un impacto en el Congreso y en el país como onda de choque.

Además de la intervención de LPAC en el Congreso en Washington, DC, se realizaron intervenciones en diversos congresos estatales, desde Lansig, Michigan, donde se realizaron diversas reuniones con legisladores estatales, hasta Sacramento, California, donde se llevó a cabo una rueda de prensa en el capitolio estatal para presentar cartas y mensajes de líderes agrícolas y otros en demanda de la ley Glass-Steagall y de un programa de recuperación económica.

En el Capitolio de Washington, DC, sede del Congreso, los activistas de LPAC se veían por todos lados durante todo el día. Desde la mañana temprano, los organizadores estuvieron en una reunión de la Junta Asia-Pacífico y tuvieron la oportunidad de promover la Glass-Steagall con un grupo de demócratas, muchos de los cuales ni sabían que ocho de los principales demócratas de la Cámara de Representantes, todos ellos prominentes líderes de comisiones del Congreso, ya eran copatrocinadores del proyecto de ley HR 129.

Del mismo modo que el día anterior, tanto representantes como senadores, así como miembros de sus equipos de asistentes, quedaron asombrados con los mensajes de apoyo a la Glass-Steagall provenientes de personalidades y funcionarios electos de Europa e Iberoamérica. Un destacado miembro de la Junta Irlandesa-Americana de la Cámara, quedó sorprendido al recibir el mensaje de Gene Douglas desde Irlanda. Un congresista demócrata de la Costa Oeste que recibió el paquete de firmas de los alcaldes franceses dijo que ya lo había visitado el día anterior una delegación de senadores franceses que, según dijo, estaban muy molestos porque culpaban a Estados Unidos de la crisis económica de Europa.

A mediodía nos cruzamos con un mitin que realizaba en uno de los edificios del Senado un grupo relacionado con la federación sindical AFL-CIO, en protesta por los recortes en el Seguro Social. El mitin se realizó dentro del edificio del Senado, con unas 300 personas, encabezados por varios representantes y senadores demócratas de la Junta Progresista, entre ellos Ellison, Sanders, Warren, Reed, DiFazio, Shakowsky y Deutsch. Los organizadores sostuvieron varias discusiones con los asistentes y fue una ocasión perfecta para introducir la necesidad de la Glass-Steagall. Los discursos que se dieron ahí en el mitin dejaron muy claro que cada vez más Obama se ha convertido en objeto de repudio para cualquier demócrata que tiene todavía algo de compromiso con la tradición de Franklin Roosevelt, lo cual es un campo abierto para organizar. El representante Keith Ellison fue el más tajante y agudo al denunciar a Obama por traicionar el legado de Franklin Roosevelt, al negociar los recortes del Seguro Social, Medicare y Medicaid (los programas gubernamentales de atención médica a los mayores de 65 años y a los de menores ingresos, respectivamente).

La delegación de Nueva York tuvo varias reuniones, incluyendo con uno de los congresistas del estado, quien recibió todo el peso del respaldo internacional y del estado a favor de la Glass-Steagall. Como en otros casos, los mensajes internacionales fueron la punta de lanza para abrir la discusión sobre el fondo del asunto, sobre el verdadero estado de la desintegración económica internacional y la brutal austeridad shachtiana en Europa.

Un equipo de organizadores estuvo también en las audiencias de la Comisión de Reforma del Estado de la Cámara de Representantes sobre el caso de Bengasi, en donde distribuyeron la ficha informativa sobre la componenda de Obama con los saudíes y al-Qaeda.

La delegación de Baltimore estuvo en una decena de oficinas de congresistas discutiendo tanto la Glass-Steagall como el encubrimiento de los ataques en Bengasi. Once activistas de Virginia estuvieron visitando su delegación en el Congreso para hablar sobre el mismo tema y ponerlos al tanto de la discusión que está en marcha al interior de la Asamblea Legislativa del estado de Virginia.

Once activistas de Pennsylvania junto con otros tres del sur de Nueva Jersey estuvieron en las oficinas del Senado de Pennsylvania y de la Cámara de Representantes con la documentación sobre el desempleo juvenil en EU y en Europa, las alarmantes tasas de suicido en Europa y toda la información pertinente, para enfocar a los congresistas y a sus asistentes a considerar las consecuencias de que ellos no actúen para detener los rescates financieros. Desde el jueves de la semana pasada, 14 municipalidades de Pennsylvania han respaldado resoluciones que exhortan al Senado y a la Cámara a que aprueben la Glass-Steagall ya.

El efecto acumulativo de los dos días se cosechará en los próximos días y semanas. Ahora hay varios congresistas y senadores que están considerando el apoyo a la Glass-Steagall más seriamente. Se ha creado una apertura en ambas cámaras para que ocurra un avance significativo. Y eso es exactamente lo que exige este momento estratégico de todos los patriotas. Hay que avanzar en todos los frentes. La combinación de la actividad reciente de LaRouchePAC en los estados de Estados Unidos y la movilización de apoyo internacional ha tenido un impacto dramático. Es patente ahora para muchos congresistas que los ojos del mundo están realmente puestos sobre el Capitolio de Estados Unidos, y que la supervivencia de Europa, de toda la región transatlántica y el mundo en general depende de la aprobación de la Glass Steagall en el período inmediato. La alternativa a la Victoria hoy no podría ser más clara: Guerra, genocidio y extinción.