LaRouche: Morsi fue muy, muy estúpido con respecto a Obama

9 de julio de 2013

9 de julio de 2013 — El derrocado presidente egipcio Mohammed Morsi andaba tan ocupado besándole el trasero a Obama que no se dio cuenta de que había cambiado significativamente la situación y el poder de Obama desde que lo instaló como jefe de Estado de Egipto hace un año, comentó hoy Lyndon LaRouche. "Morsi fue muy, muy estúpido" destacó LaRouche.

El Sunday Telegraph de Londres publicó su reseña sobre la decisión de las fuerzas armadas de Egipto de sacar a Morsi, en donde dicen que culminaron en un encuentro final entre el jefe del Estado Mayor del Ejército general Abdel Fatah al-Sisi con Morsi, en donde Morsi le dijo: "este es un golpe de estado y Estados Unidos no lo va a permitir". El Telegraph concluye: "Esto, como se muestra ahora en retrospectiva, parece haber sido su último error de juicio".

LaRouche dijo que las fuerzas armadas egipcias, con una contribución notable del jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, general Martin Dempsey y otros, están buscando que pueden hacer para controlar pacíficamente la situación. Pero sin un control claro proveniente desde lo alto del gobierno de EU, que no se va a dar mientras Obama esté en la Casa Blanca, la situación va a continuar muy inestable. Esta es absolutamente una situación todavía en desarrollo, explicó LaRouche. La pregunta pertinente es: ¿Cuándo se va a sacar políticamente a Obama de su miseria y sacarlo de su cargo? Este es el problema. No puede haber una política decente mientras Obama esté en la Casa Blanca.

Estados Unidos pudo haber puesto la situación bajo control, de una manera decisiva. De hecho, cualquier Presidente estadounidense con algo de sensibilidad que reemplace a Obama les daría un golpe en la cabeza a los británicos para poner las cosas bajo control, que después de todo, es la mejor forma de civilizarlos, dijo LaRouche.