Invitación a la videoconferencia de Helga Zepp-LaRouche el 27 de julio de 2013 en Argentina

11 de julio de 2013

Videoconferencia internacional
Sábado 27 de julio: 15:00 horas de Argentina (14:00 horas de Washington;
20:00 hora de Europa Central)

Glass-Steagall: Cómo detener
el derrumbe financiero global
en un fin de semana;
¿Quién quiere derrocar
al gobierno de Kirchner
y por qué?

Ponentes:

Helga Zepp-LaRouche
Presidenta
Instituto Schiller

Dennis Small
Director para Iberoamérica de
Executive Intelligence Review

En las últimas semanas, el imperio británico ha entrado a la fase de ejecución pública de su plan para derrocar los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, y de Dilma Roussef en Brasil. Los motivos británicos no tienen nada que ver con la situación interna de esos países, ni siquiera de la región. Es parte de la decisión tomada en los niveles más altos de la cúpula británica para responder al derrumbe imparable del sistema financiero transatlántico en el período de julio a octubre, con una política económica de línea dura al estilo nazi, internacionalmente, como lo ha advertido repetidamente el estadista y economista estadounidense Lyndon LaRouche.

Esa intención se ha formulado abiertamente en documentos recientes del banco J.P. Morgan Chase, por ejemplo, donde ataca la naturaleza “antifascista” de la mayoría de las constituciones europeas que siguen siendo un obstáculo para las medidas económicas schachtianas “necesarias”, tales como el “prototipo Chipre”' de robo de los depósitos bancarios llamado “rescate interno”; y en documentos del Banco de Pagos Internacionales, donde plantea una línea dura para desatar una implosión deflacionaria del sistema financiero, con el cual naciones enteras y cientos de millones, si no miles de millones de personas serían eliminadas.

Los gobiernos argentinos primero de Néstor Kirchner y ahora de su viuda Cristina Fernández de Kirchner, han sido una espina molesta en el costado del imperio británico porque se han rehusado rotundamente a permitir que los fondos buitres depredadores y otros especuladores internacionales saqueen y destruyan a su nación. En un momento en que el imperio británico ha puesto el valor de su burbuja de $1,600 billones de dólares impagables en derivados y otros papeles sin valor, por encima del valor de millones de vidas humanas, la resistencia soberana como la de Argentina es un ejemplo que quieren aplastar, para que las torturadas naciones de Europa en particular, desde Grecia a España e Italia, no aprendan la lección de Argentina y no se unan a la batalla de LaRouche por la ley Glass-Steagall.

“Un ataque de los británicos contra una nación de las Américas, es un ataque a todas”, declaró Lyndon LaRouche. “Ésa es la política de nuestra nación de acuerdo a la Doctrina Monroe. Ésa es la lección de la Guerra de las Malvinas”.

Los intentos recientes de las redes vinculadas con el principal narcolegalizador del imperio británico, George Soros, de atacar al movimiento de LaRouche en Argentina y tratar de sacarlo del país, así como los frenéticos (aunque fracasados) esfuerzos de las mismas redes de ultraizquierda y ultraderecha dentro de Argentina, para meter una cuña entre el gobierno de Cristina Kirchner y el nuevo Papa Francisco, son parte de la operación británica para aislar al gobierno de Kirchner y luego eliminarlo.

El semanario Executive Intelligence Review llevará a cabo una videoconferencia con la señora Zepp-LaRouche y el señor Small para analizar estas cuestiones con un público reunido en Buenos Aires, Argentina. El evento será difundido internacionalmente en inglés, con interpretación simultánea al español, tanto en las Américas como en Europa, en los portales www.larouchepub.com, www.larouchepac.com, y www.espanol.larouchepac.com. Los participantes en la reunión de Argentina recibirán una copia del nuevo informe de EIR, ``¿Quién quiere derrocar al gobierno de Kirchner en Argentina, y por qué?

NOTA:

Emiliano Andino y Betiana González anunciaron el pasado 8 de julio que se separan del movimiento de LaRouche. Ninguno de ellos, ni la página Larouchista.com, ni la Fundación LaRouche de Argentina representan en ningún modo al movimiento de LaRouche o sus puntos de vista.