Si no se para el espionaje PRISM "pudiera llevar al fin del imperio de la ley"

12 de julio de 2013

12 de julio de 2013 — El jueves, la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) con sede en Paris, una de las organizaciones de derechos humanos más antigua del mundo, compuesta de 164 organizaciones miembro en más de 100 países, presentó una queja ante el Fiscal Público del Tribunal de Gran Instancia de Paris, solicitando una investigación para indagar si la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por siglas en inglés) de Estados Unidos había violado las leyes sobre privacidad. La demanda en contra de "personas desconocidas" se basa en los hechos revelados por el ex empleado de la NSA Edward Snowden que denunció el programa PRISM para recopilar información de los servidores de varios proveedores de servicios de Internet (Microsoft, Yahoo, Google, Paltalk, Facebook, YouTube, Skype, AOL y Apple).

Actuando en base al mandato de su organización, que incluye luchar en contra de violaciones a las libertades personales, mediante procesamiento de información automatizada, y en base a sus daños personales, la FIDH presentó esta demanda tomando como referencia los artículos 323-1, 226-18, 226-1 y 226-2 del Código Penal de Francia, referentes al acceso fraudulento a un sistema automatizado de procesamiento de datos, recopilación de información personal por medios fraudulentos, violación deliberada de la intimidad de la vida privada y el uso y conservación de registros y documentos obtenidos mediante dichos medios.

"Bajo la guisa de combatir el terrorismo y el crimen organizado... esta intromisión descarada en las vidas de los individuos representa una amenaza seria a las libertades individuales y, si no se para, pudiera llevar al fin del imperio de la ley" establece la FIDH en su comunicado. La FIDH no excluye presentar quejas similares en contra del Servicio Secreto Extranjero (DGSE por siglas en francés) de Francia, acusado de prácticas de espionaje similares.