Microsoft de Bill Gates, en la cama con la NSA

13 de julio de 2013

13 de junio de 2013 — ¿Han oído hablar ustedes de "SkyDrive", el producto de Microsoft que permite al usuario de una computadora el acceso a sus archivos desde cualquier dispositivo que prefieran sin transferir físicamente los archivos de la computadora? Parece ser que el SkyDrive está en el estado de Utah, en Estados Unidos.

Ahora el cibergigante Microsoft se pasó de la raya con relación a la colaboración que había tenido antes con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y las agencias de espionaje de Estados Unidos, de acuerdo a "documentos confidenciales obtenidos por el Guardian", como informó el 11 de julio un grupo de periodistas especializados en seguridad nacional, encabezados por Glenn Greenwald, quien comenzó a difundir las revelaciones de Snowman, el ex contratista del NSA.

"Los archivos proporcionados por Edward Snowden muestran la escala de cooperación entre el Valle del Silicón y las agencias de inteligencia durante los últimos tres años", informaron Greenwald y demás periodistas. Todas las marcas registradas de Microsoft y sus "app" fueron utilizadas para proporcionar información a la NSA, el FBI y la CIA, incluyendo Outlook.com, Hotmail, email codificado y el servicio telefónico por Internet, Skype, el cual Microsoft compró a fines de 2011.

Una de las aplicaciones más lucrativas de Microsoft para el aparato de espionaje es el "servicio de almacenamiento en la nube, SkyDrive", que tiene más de 250 millones de usuarios. ¡Que negociazo! Este servicio que es gratuito por lo común, permite a la persona archivar y almacenar todos sus documentos en una "nube" a la que puede acceder una persona desde cualquiera de sus dispositivos para entrar a Internet, desde teléfonos inteligentes, iPads, a PCes, laptops, etc., etc.

Un solo inconveniente: Microsoft "trabajó con el FBI este año para permitirle a la NSA un acceso más fácil vía [el programa de espionaje del NSA] Prism a su servicio de almacenamiento en la nube, SkyDrive".

Además, "Microsoft ayudó a la NSA a burlar sus codificaciones para responder a las preocupaciones de que la agencia no podría interceptar conversaciones en la red en el nuevo portal de Outlook.com", dicen los periodistas, y la NSA "ya tenía acceso a la fase previa a la codificación al email en Outlook.com, incluyendo a Hotmail".

A través de su canal de Microsoft, la NSA "se jactaba de que una nueva capacidad había triplicado la cantidad de video llamadas en Skype que se habían recopilado a través de Prism". Eso fue en julio de 2012, a solo nueve meses después de que Microsoft había comprado Skype, que se había integrado a PRISM en febrero de 2011, antes de que la comprara Microsoft.

Microsoft emitió una declaración donde dice que están "jurídicamente obligados" a satisfacer las exigencias del gobierno de Estados Unidos, pero es una de las primeras admisiones de que la denuncia del programa PRISM es verdad.