Confederación sindical italiana pide una separación de la banca

17 de julio de 2013

17 de julio de 2013 — La que fuera la mayor confederación sindical de Italia, la Confederación General de Trabajadores Italianos (CGIL) y que lo sigue siendo, en términos de su capacidad de movilización, publicó el 3 de julio el "Manifiesto de Buenas Finanzas", en donde plantean la cuestión de la separación de las actividades bancarias, aunque aceptan la unión bancaria de la Unión Europea. Susanna Camusso, Secretaria General de la CGIL, presentó el Manifiesto.

En consecuencia, el Secretario General de la CGIL en Siena, Claudio Guggiari, hizo un llamado el 12 de julio para dividir al banco Monti deo Paschi di Siena (MPS) separándolo en un banco comercial y uno de inversión. "Estamos profundamente convencidos de que necesitamos reglas más fuertes en la estructura financiera y de derivados, para reformar las autoridades supervisoras y la dirección bancaria, y para separar los bancos comerciales de la banca especulativa", dijo. Pero Guggiari planteó también 'un papel más fuerte del ECB en la política monetaria y la supervisión bancaria". La prensa local de Siena reportó sus declaraciones.