Bernanke compareció ante la Cámara de Representantes. Anuncia que atizará más la hiperinflación

18 de julio de 2013

17 de julio de 2013 — El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, presentó su testimonio anual ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, según lo exige la ley Humphry-Hawkins, donde encontró algo más de dificultad para defender los múltiples delitos de su Reserva Federal. Aunque no surgió por ningún lado la cuestión de la Glass-Steagall, Bernanke tuvo que evadir preguntas sobre su actividad para crear una catastrofe financiera a través de la impresión masiva de dinero para los rescates de la banca insolvente, y lo que quedó claro es que la nación está fregada ya sea que continúe, que lo reduzca o incluso que termine con la emisión cuantitativa (EC).

Bernanke repitió varias veces que su insinuación de que "aminoraría" la EC se trató de un malentendido, que la Reserva Federal no solo continuaría con sus políticas de "acomodo" (el nuevo verbo de la jerga de Bernanke) de los $85,000 millones de dólares al mes para comprar bonos a la banca, sino que quizás decida AUMENTAR la EC. También les aseguró a todos que no hay preocupación de que ocurra otro crac, ya que el Título 2 de la ley Dodd Frank, la Autoridad de Liquidación Ordenada (o sea, el robo de los depósitos llamado ahora 'rescate interno' para salvar los derivados financieros, como se hizo en Chipre) ya está en funcionamiento.

El enfrentamiento con Bernanke por el desastre que se viene desenvolviendo en la economía estadounidense, aunque en realidad muy limitado, es interesante que se manifestó en ambas toldas políticas.

* Representante Jeb Hensarling (republicano, Texas), Presidente de la Comisión de Servicios Financieros, dijo: "La Reserva Federal lamentablemente ha posibilitado de muchas maneras está política económica fracasada mediante un programa riesgoso y sin precedentes de compra de activos que se ha tragado sus balances en más de $3 billones de dólares. Nuestra comisión tiene la obligación de hacer un escrutinio cuidadoso de las decisiones de la Reserva Federal y la manera como le comunica esas decisiones al pueblo estadounidense. Hoy, le pediremos al presidente Bernanke que participe en ese examen inexorable de la estrategia de salida de la Emisión Cuantitativa que tenga la Reserva Federal, el cual no ha sido probado y claramente no han entendido bien los participantes del mercado. Con base al desempeño de la economía desde que la Reserva Federal se embarcó en esta campaña sin precedentes de estímulo monetario, muchos economistas han observado, y yo tendería a estar de acuerdo, que es justo concluir en que en muy raras ocasiones se ha gastado tanto en procura de tan poquito, y rara vez se ha arriesgado tanto a cambio de tan poquito".

Más adelante el representante Hensarling repitió las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, que el mercado de valores se ha hecho "adicto a la droga" del dinero fácil. Los representantes Mick Mulvaney (republicano de Carolina del Sur) y Stephen Fincher (republicano de Tennessee) también dijeron que los mercados se habían hecho "adictos a la inyección de dinero del gobierno" y Bernanke se quejó débilmente de que "adicto" no es un "término técnico en las finanzas".

* Representante Emanual Cleaver (demócrata de Montana) citó a Tom Hoenig (quien respalda la Glass-Steagall), en el sentido de que los bancos "demasiado grandes para quebrar son una amenaza importante a la economía de Estados Unidos" y se preguntó si el Congreso tendría que aprobar otro rescate masivo. Bernanke admitió que hay un problema con las "empresas sistémicas", pero no hay de que preocuparse, "ahora si tenemos herramientas que no teníamos antes en 2008, 2009", o sea, el Título 2 de la Dodd-Frank.

* Representante Mick Mulvaney insistió en los más de $3 billones de dólares en certificados del Tesoro y en valores respaldados en hipotecas que están en el balance de la Reserva como activos, y que ocasionan "cientos de millones de dólares en pérdidas", y preguntó como se piensa normalizar el balance de la Reserva, "sin arrojar a los mercados al pozo al mismo tiempo, en especial a la luz de lo que sucedió el mes pasado luego de sus comentarios " sobre la reducción en la EC. Bernanke simplemente dijo que las pérdidas no son ningún problema, ya que no tiene que "realizar" las pérdidas vendiendo los activos que no valen nada.

* Representante Denny Heck (demócrata de Washington) fue el que rompió con el perfil de la discusión, y el preguntó a Bernanke por qué la Reserva Federal no coloca dinero en la infraestructura en vez de en instrumentos financieros. Cuando Bernanke dijo que eso no se permitía bajo las reglas de la Reserva Federal, Heck respondió: "No me parece a mi que no haya que hacer gran cosa que un mecanismo técnico que le permita dedicar crédito que, por ejemplo, respalde a la infraestructura. La infraestructura es algo que, por supuesto, es el regalo que sigue dando". Bernanke le dijo: "Consulte a mi abogado".