Por qué el Congreso de Estados Unidos actúa como si los bancos fueran sus dueños

19 de julio de 2013

19 de julio de 2013 — En tanto que todas las mediciones de la pobreza, incluyendo la reducción en la esperanza de vida, aumentan en Estados Unidos, al igual que en Grecia, y los bancos más grandes de Estados Unidos reportan ganancias récord para el segundo trimestre, el Congreso de Estados Unidos no ha levantado ni un dedo para salvar a la nación, actuando para que se apruebe la Glass-Steagall y una política crediticia de pleno empleo productivo para sus electores.

En vez de esto, las comisiones pertinentes en el Congreso, y el Congreso en general, reciben abundantes dádivas de los mismos financieros que están matando a sus electores.

Una muestra de las contribuciones de los banqueros hampones a miembros de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes para el ciclo electoral 2013-2014 muestra que estos congresistas recabaron más que el promedio de los demás congresistas (a menos que ese miembro sea afroamericano). A pesar de que es temprano para el ciclo electoral 2013-2014 y el dinero apenas empieza a fluir, una comparación de los presidentes de las Comisiones de Servicios Financieros y la Subcomisión de Servicios Financieros con el promedio de los miembros del Congreso, muestra el control de los financieros que está bloqueando la Glass-Steagall (todas las cifras tomadas de www.opensecrets.org [1]:

* Representante Jeb Hensarling (republicano por Texas). Presidente de la Comisión, recabó $1.6 millones, lo cual es ya 3 veces más que el promedio recabado por cualquier otro congresista. Las cinco principales empresas contribuyendo con su campaña, por categorías son: bancos comerciales, aseguradoras, valores e inversiones, bienes raíces, finanzas y crédito;

* Representante Maxine Waters (demócrata de California). Ha recabado $227,000 hasta ahora, solo la mitad de lo que han recabado el promedio de los congresistas; sus principales contribuidores son seguros e inversiones (solo $7,500), negocios diversos, sindicatos, tiendas al menudeo, aseguradoras;

* Representante Ed Royce (republicano por California). Recabó $973,000; 2.25 veces más que el promedio de lo que han recabado los demás; los 5 grandes negocios contribuyentes son: retirados, aseguradoras, abogados, contadores, uniones de crédito;

* Representante Scott Garrett (republicano por Nueva Jersey). Recabó $572,000; ha recabado 1.25 veces más que el promedio de lo que han recabado los otros congresistas; los cinco principales negocios contribuyentes son: seguros e inversiones, aseguradoras, bancos comerciales, abogados y retirados;

* Representante Ed Perlmutter (demócrata por Colorado) ha recabado $524,000; ha recabado 1.25 veces más que el promedio de lo que han recabado los otros congresistas; los cinco principales negocios contribuyentes son: aseguradoras, bienes raíces, seguros e inversiones, retirados, bancos comerciales;

* Representante Patrick McHenry (republicano por Carolina del Norte) ha recabado $305,000; ligeramente por abajo del promedio de los congresistas, los principales contribuyentes: bancos comerciales, aseguradoras de finanzas y crédito, uniones de crédito, cabilderos.

El asedio al congreso en 1999 para que derogara la Ley Glass-Steagall pone en perspectiva el asedio actual de los financieros en contra del restablecimiento de la Glass-Steagall. Los sectores financieros, aseguradoras y bienes raíces contribuyeron por lo menos con $86 millones para los congresistas entre 1997 y la votación clave de noviembre de 1999 a favor de la Ley Gramm-Leach-Bliley. Esos congresistas que votaron a favor de derogar la Glass-Steagall recibieron un promedio de $180,000 (en dólares de 1997-99) de parte de individuos o de Comités de Acción Política, en ese período; aquellos que votaron en contra recibieron alrededor de la mitad de esto, $90,000.

vínculos:

[1] http://www.opensecrets.org/