La ciudad de Detroit se somete a protección por bancarrota

20 de julio de 2013

19 de julio de 2013 — El jueves 18 en la tarde, la ciudad de Detroit introdujo su solicitud ante un tribunal federal de quiebras en esa ciudad, buscando la protección ante sus acreedores, después de que el administrador financiero de emergencia, Kevyn Orr, no pudo llegar a un acuerdo con sus principales acreedores sobre reducciones en los pagos. El Detroit Free Press informó que "con la solicitud empieza un período de 30 a 90 días en donde se va a determinar si la ciudad es elegible de protección bajo el Capítulo 9 y se va a determinar cuantos demandantes pudieran competir por los limitados recursos de liquidación que Detroit puede ofrecer. La petición de quiebra le daría protección de los acreedores y los sindicatos que están renegociando $18,500 millones en deuda y otros pasivos". La petición cuenta con el respaldo del gobernador Rick Snyder para su presentación, como lo requiere la ley de Michigan.

El diario Detroit Free Press informó en las primeras horas del día, que los dos fondos de pensiones de la ciudad interpusieron una demanda el miércoles en contra de Orr y Snyder para evitar que Orr saqueara las prestaciones de los fondos de pensiones, y que la demanda establece que Snyder no puede autorizar a Orr a que solicite la quiebra, dado que la planeada reestructuración por quiebra sería una violación a las disposiciones constitucionales que protegen las pensiones. El artículo dice que grupos de trabajadores de la ciudad y retirados interpusieron demandas similares a principios de este mes. En un artículo más tarde en donde se anticipaba la declaración de quiebra para el fin de semana, el periódico informa que los fondos de pensiones reclaman el pago de $9,200 millones en adeudos en los servicios de salud para los retirados y en pensiones no pagadas al fondo, y que el juez del Condado de Ingham tiene programada una audiencia para el lunes para definir si procede la demanda de los trabajadores y retirados de la ciudad para evitar que la ciudad se declare en quiebra. Citan a un abogado sobre quiebras que dice que al anticiparse a declararse en quiebra pudiera haber tenido la intención de suspender automáticamente estas demandas. Sin embargo, otro artículo en el Detroit Free Press esta tarde dice que según la demanda de los dos fondos de pensiones, el General Retirement System y el Police and Fire Retirement System, la ciudad dejó de hacer pagos a los fondos de pensiones desde principios de este año y les debe 'decenas de millones' en pagos atrasados, y citan a un abogado de los fondos diciendo que los fondos hasta la fecha no han tenido negociaciones significativas con la ciudad para discutir la propuesta de reestructuración de Orr.

Mientras tanto, hay algunos acreedores a los que si se les está atendiendo. El noticiero Bloomberg informó el martes que el administrador Orr negoció un acuerdo con Bank of America y con UBS AB, mediante el cual los bancos aceptarían 75 centavos por cada dólar de la deuda que les debe Detroit por los acuerdos de permutas ante incumplimientos crediticios (swaps) del 2009 (que son apuestas de que las tasas de interés iban a aumentar, cuando en realidad bajaron). La ciudad ha comprometido por anticipado los ingresos de los casinos como aval y los bancos se están moviendo para tomar control de estos ingresos futuros. Bajo el acuerdo, como explica el diario Free Press, Detroir va a "pagar un swap de $344 millones con un préstamo de 'deudor en posesión' por $255 millones" y retiene "acceso a $11 millones al mes en ingresos fiscales de los casinos que Orr dijo eran clave para mantener en funcionamiento los servicios de la ciudad mientras las negociaciones, dentro o fuera del tribunal de quiebras, toman su curso con otros acreedores y sindicatos". Según varios sitios de Internet, en un procedimiento por quiebra, un préstamo con 'deudor en posesión' tiene la más alta prioridad en los pagos por encima de cualquier otro acreedor.

vínculos:

[1] http://www.youtube.com/watch?v=fjE919HPIhk