Ward vincula la lucha por la Glass-Steagall con la quiebra de Detroit

23 de julio de 2013

23 de julio de 2013 — El periodista del Examiner, Kenric Ward cita a Lyndon LaRouche para vincular la lucha por la Glass-Stegall con la quiebra de Detroit en su artículo del 21 de julio [1]. Ward hace a un lado quienes culpan a las víctimas, recoge el fallo de la juez Rosemarie Aquilina, y cita al semanario EIR en el sentido de que no hay soluciones "locales", sino solo nacionales, y concluye su artículo de la siguiente manera:

"Lyndon LaRouche, dirigente de LaRouchePAC, y uno de los proponentes más destacados del restablecimiento de las salvaguardas de la Glass-Steagall, dijo que se pudo haber evitado el aniquilamiento de Detroit usando las leyes bancarias constitucionales sensatas. Lo que está sucediendo en Detroit es obra de nuestros enemigos" declaró. "Realmente tenemos que quebrar a estos bastardos".

"Una vez que se haga esto, entonces el gobierno de Estados Unidos puede asumir sus responsabilidades bajo la Constitución ante la situación que existe ahora. Glass-Steagall se convierte en el pretexto para actuar".

"Solo apliquen la Glass-Steagall y eso nos va a dar los medios para resolver el problema, dijo LaRouche, remontándose al programa de recuperación económica de Franklin Roosevelt que culminó con la promulgación de la ley bancaria de 1933".

En la segunda semana de movilización de los activistas de LaRouche PAC en apoyo a la Glass-Steagall en Capitol Hill, el ex candidato presidencial dijo que: el pueblo de Estados Unidos se tiene que movilizar para garantizar que se aplique esta ley.

Esta es la única oportunidad de salvar la vida de tus comunidades y tus familias, dijo".

El artículo de Ward tiene un video al principio, en donde aparece Joe Biden diciendo, "a estas alturas, no sabemos" si el gobierno puede ayudarle a Detroit. Sin embargo, considerando qué tanto ha "ayudado" Obama a la ciudad, quizás preferirían su enjuiciamiento político en vez de su ayuda. Comparen esto con la declaración de campaña de Obama durante uno de sus mensajes semanales el 13 de octubre de 2012, donde dijo que Detroit se había salvado. Obama salió con la mentira de que "nos negamos a dejar que Detroit se fuera a la quiebra. Yo le aposté a los trabajadores estadounidenses y al ingenio estadounidense y tres años después esa apuesta está pagando en grande".

vínculos:

[1] http://www.examiner.com/article/bankruptcy-detroit-gives-glass-steagall-a-push-d-c?cid=rss