Ed Asner: Carta en apoyo al restablecimiento de Glass-Steagall

26 de julio de 2013

25 de julio de 2013 – La siguiente carta fue escrita recientemente por el actor estadounidense Ed Asner, dirigida a sus representantes en el Congreso de Estados Unidos en Washington, DC.

Es tiempo de reconocer que los esfuerzos que se hicieron después del colapso de septiembre 2008 por una reforma financiera, incluyendo la ley Dodd-Frank, han fracasado al no ocuparse del problema fundamental que causó el colapso, la salvaje especulación creciente llevada a cabo por los bancos y las instituciones financieras. Esta actividad especulativa fue cada vez peor, desde que en 1999 derogaron la Ley Glass-Steagall de Franklin Delano Roosevelt, que por seis décadas le hizo un gran bien a la nación. Muchas de las instituciones financieras que se involucraron en la especulación desenfrenada que fue la causa del colapso, formaron parte también de la campaña para derogar la Glass-Steagall, y hoy se oponen a su restablecimiento.

Desde que la Dodd-Frank se aprobó, los bancos llamados "demasiado grandes para quebrar" han crecido más aún. Ha pesar de los billones de dólares en rescates, [los bancos] están haciendo menos préstamos hoy que antes de la aprobación de esa ley, y la injusticia implícita en esto —el que Wall Street obtiene lo que le de la gana, mientras que al ciudadano de la calle común no le dan nada— ha empeorado.

Estoy muy entusiasmado de que nuevamente se están tomando acciones para que se restablezca la Glass-Steagall, con la HR 129 que ya tiene 70 copatrocinadores, y dos proyectos de ley en el Senado, uno que introdujo el senador Harkin, y otro de la senadora Warren. Yo se que los promotores de Wall Street están gastando millones de dólares para evitar que se apruebe la Glass-Steagall. Se necesitaría mucho valor para enfrentárseles, sin embargo yo espero eso de su parte. De modo que lo exhorto para que inmediatamente se convierta en copatrocinador de esta legislación crucial, y que actúe para asegurar que, de nuevo, esta sea la ley, y termine así al reinado de los bancos "demasiado grandes para quebrar".

Sinceramente,

Ed Asner