Glenn Greenwald: las nuevas revelaciones sobre el NSA prueban que Snowden tenía razón

29 de julio de 2013

29 de julio de 2013 -– Durante su intervención en el programa "This Week with George Stephanopoulos" de la cadena ABC el 28 de julio, el periodista investigador Glenn Greenwald informó que esa semana las nuevas revelaciones que están por publicarse esta semana, en las que ha estado trabajando durante un mes, probarán que todo lo que dijo el ex contratista Edward Snowden sobre el espionaje masivo de la NSA, es absolutamente cierto.

También demostrarán, agregó, que James Clapper Jr. director de Inteligencia Nacional (DNI), "realmente fue pescado con las manos en la masa mintiéndole al Congreso estadounidense" por lo cual debió haber sido despedido.

Greenwald explicó que su próximo informe va a mostrar que hasta los analistas de más bajo nivel en la NSA, incluyendo los contratistas privados, pueden tener acceso muy fácilmente a las llamadas telefónicas, correos electrónicos, documentos en Microsoft Word, o cualquier otra cosa recolectada por la NSA y almacenada en su base de datos, usando simplemente las pantallas de rastreo que usan los empleados en los supermercados o los empleados cuando envían o reciben algo o entran una dirección electrónica o una dirección IP (Internet Protocol).

"Todo esto se hace sin necesidad de que el analista vaya ante un juzgado, sin necesidad de siquiera requerir la aprobación de un superior. Existen restricciones legales a la forma en que se puede espiar a los estadounidenses. No se les puede poner de blanco sin acudir primero al tribunal de la FISA, pero estos sistemas le permiten al analista escuchar los correos electrónicos que quieran, las llamadas telefónicas que quieran, navegar por su historial, los documentos en Microsoft Word. Es una herramienta increíblemente poderosa e invasiva, exactamente del tipo que describió el señor Snowden. El miércoles van a testificar funcionarios de la NSA y yo los reto a que nieguen que estos programas funcionan exactamente como yo digo".

Greenwald enfatizó que el asunto real "es que lo que hace la NSA, se hace en completo secreto. Nadie supervisa realmente a quienes están interceptando. Así que la cuestión de abuso es algo que el Congreso debe investigar mucho más agresivamente".

En el mismo programa, el senador Dick Durbin (demócrata por Illinois) destacó la importancia de la votación sobre la enmienda de la semana pasada en la Cámara de Representantes, propuesta por el republicano Justin Amash y el demócrata John Conyers, ambos de Michigan, que apenas le faltaron seis votos para revocar la red de espionaje de la NSA en contra de los ciudadanos estadounidenses. Esa votación dijo Durbin, muestra que "crece el sentimiento debido a la supervisión" secreta contra la ciudadanía.