Eurogrupo: las Constituciones se hicieron para cambiarlas

6 de agosto de 2013

6 de agosto de 2013 — Por si alguien necesitara un recordatorio de que bajo el régimen imperial actual en Europa nadie está a salvo, se informa que la política del Eurogrupo es violar cualquier constitución nacional, leyes y tratados internacionales que obstaculicen el camino a robarse todo de todos con el fin de "salvar al sistema".

Chipre está celebrando audiencias parlamentarias sobre los rescates y los rescates internos (quedarse con los fondos de los depositantes). Durante la audiencia que encabezó el presidente de la Comisión Investigadora para la Economía, el juez retirado Giorgos Pikis hizo las siguientes preguntas que fueron respondidas por Michalis Sarris, ex ministro de Finanzas durante las dos reuniones de marzo del Eurogrupo en donde se acordó el memorando de entendimiento. El intercambio tuvo lugar el 25 de julio y se publicó hoy en Cyprus Mail. El Eurogrupo está compuesto por los ministros de Finanzas de la zona del euro.

Pikis: Como ministro, ¿investigó usted la dimensión legal de las "quitas"?

Sarris: Nosotros presentamos el argumento general de que las decisiones eran una violación al derecho de propiedad y la constitución. La respuesta de parte de la Troika fue que las constituciones fueron hechas para cambiarlas (!)

Pikis: No se trata solo de las Constituciones, también las convenciones sobre derechos humanos que fueron adoptadas por la Unión Europea y que constituyen un principio fundamental de la Carta de Derechos de la UE.

Sarris: Nosotros planteamos eso. Su interpretación fue diferente. Que no había un enfrentamiento entre la disposición y la contribución de los depositantes.

Pikis: ¿Pidió usted una referencia sobre el tema al Tribunal Europeo de las Comunidades como guía?

Sarris: No, no les dijimos eso.

La realidad de esta ilegalidad es el genocidio en contra de los chipriotas. Bajo órdenes de la Troika CE-BCE-IMF (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), Chipre está "reformando" su sistema de salud. El primer día de su implementación, uno de los hospitales más grandes del país, el Hospital General de Nicosia, redujo en un 40% las visitas.

La reforma ha llevado a que se cobren cuotas, que aunque pequeñas aparentemente, como es 3 euros para ver un doctor familiar, 6 euros para ver un especialista y 10 euros para usar los departamentos de emergencia y en caso de accidentes de los hospitales estatales, estas cuotas son una cuestión vital para los desempleados actuales y los pensionados. Los servidores públicos que tenían servicios de salud "gratis" porque se incluían como parte de sus salarios, ahora tiene que pagar 1.5% de su salario como contribución por el seguro, igual que los recipientes de las pensiones estatales. Si no se tiene seguro, les cuesta ahora 15 euros poder ver un doctor general y 39 euros ver un médico especialista. Si no se tiene seguro, usualmente significa que se está desempleado. Las nuevas cuotas van a recabar 50 millones de euros, en tanto que el presupuesto de salud se va a recortar. El miembro del parlamento Stella Mishaouli (AKEL) protestó, diciendo que se debe mejorar el sistema de salud. "La política que está implementando el gobierno actual va a llevar a la destrucción de los hospitales públicos. Nosotros creemos que los hospitales del estado son la columna vertebral del sistema nacional de salud y para poder cumplir con esto se tienen que mejorar y se tiene que fortalecer su infraestructura" dijo Mishaouli.