Guerra por la Glass-Steagall en la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, y en toda la nación

16 de agosto de 2013

15 de agosto de 2013 — En la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales (NCSL en sus siglas en inglés) que en estos momentos se encuentra reunida en la ciudad de Atlanta, Georgia, se está llevando a cabo una confrontación directa entre las fuerzas que favorecen el restablecimiento de la ley Glass-Steagall (encabezadas por Lyndon LaRouche y LaRouchePAC), y la desesperada pandilla de hampones de Wall Street que busca, a toda costa, evitar que eso suceda.

El combate mano a mano que está sucediendo llevó a la senadora Katherine Cloutier del estado de Delaware a retirar, el martes, su resolución para restablecer la Glass-Steagall, pero la situación se mantiene muy fluida en tanto la conferencia continúa.

Político, la publicación de Washington, ampliamente leída tanto en medios del gobierno como del Congreso, informó sobre la pelea en la NCSL en el blog de Ben White "Morning Money", y en un artículo de su periodista Kevin Cirilli [1] el 13 de agosto. Cirilli informó que la senadora Cloutier retiró su enmienda durante la reunión de una comisión, sin dar ninguna explicación excepto que "ella decidió esto después de escuchar comentarios preocupantes por parte de gente de Delaware". Cirilli también informa que Neal Osten, director de la NCSL, le dijo que "conozco a algunas de las personas que todavía respaldan la resolución y que tratarán de introducirla el jueves, pero eso sería muy difícil".

En su amplio artículo, Cirilli también informa que los legisladores están haciendo presión en otros estados, y cita a la legisladora estatal Mary Flowers (demócrata por Illinois), al delegado por Maryland Aisha Braveboy, y a otros acerca de la necesidad de restablecer la Glass-Steagall.

La cobertura relativamente directa de Político sobre la pelea por la Glass-Steagall en la NCSL —además de su error al no mencionar el papel de Lyndon LaRouche y de LaRouchePAC— es inusual, y en Washington la están siguiendo de cerca.

Yendo al grano, Cirilli informa que, "Los grandes bancos no están tomando esto a la ligera. Miren Delaware, sede corporativa de las operaciones de tarjetas de crédito de varios bancos. Cuando un grupo bipartidista de senadores introdujo una resolución en junio llamando por el retorno a la Glass-Steagall, cuatro cabilderos, incluyendo a los que trabajan por JPMorgan Chase y Bank of America, se aparecieron en una audiencia para atacar la idea. La resolución se archivó".

El informe sobre la pelea por la Glass-Steagall en el encuentro de la NCSL que cubrió Politico se reprodujo también en Market Watch el miércoles en la tarde, como también en ThinkProgress.org. Ellos informan que [2] "estos estados quieren separar a los grandes bancos", y comienza diciendo: "Una extraña participación de individuos en defensa de los bancos en la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales marcó el último giro, en un esfuerzo que en general se había pasado por alto, de los legisladores por todo el país, para hacer que el Congreso imponga límites reales a los gigantes bancarios".

"Estas resoluciones no son vinculantes y son simbólicas. Solo el gobierno federal puede restablecer el muro de separación entre los bancos de inversión y los bancos comerciales. La idea detrás de estas resoluciones, sin embargo, es ayudar a la senadora Elizabeth Warren a poner presión a todos los demás en Washington". Después de un largo informe de los lugares en que estas resoluciones se han aprobado, quienes respaldan la Glass-Steagall, y quienes no, el artículo concluye que "una nueva Glass-Steagall podría ser la nueva propuesta más popular para poner límite al riesgo que implica un sector financiero hinchado, pero no es la única" y menciona algunos otros esquemas.