El mensaje en las minutas de la Reserva Federal: 'Estamos en problemas'

23 de agosto de 2013

23 de agosto de 2013 — Luego de que se dieron a conocer las minutas de la reunión de la Comisión de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) del 30 y 31 de julio [1], los encabezados de la prensa fueron "amplio apoyo a los plazos de reducción gradual de Bernanke" y las tasas de interés empezaron inmediatamente a elevarse aún más en los mercados de bonos. Pero las minutas mostraban que los miembros de la FOMC estaban atrapados en un dilema por la economía en picada, incluso aunque estaban más que dispuestos a seguir la "línea del líder" en esta crisis.

La FOMC sabe que tienen que empezar a tratar de salirse de la política hiperinflacionaria de impresión de dinero (la Emisión Cuantitativa, o 'EC') mientras el presidente Bernanke crea todavía que se puede sin causar un caos. Además, el estudio de la Reserva Federal de San Francisco donde reconoce que la EC no ha "funcionado" en lo absoluto en la economía nacional, probablemente ha circulado internamente en la FOMC desde fines de julio. Igualmente, el presidente de la Reserva de Saint Louis, James Bullard, quien todavía en la primavera se estaba oponiendo a la 'reducción gradual' y decía que se iba a necesitar más EC, parece que ha dejado de oponerse.

Pero al tocar la Escila de la EC, sale la Caribdis del desplome económico. Las minutas notan que "algunos" miembros destacaron la condición de la economía, que todos ven. En palabras del Wall Street Journal: "Parecía que los funcionarios estaban un poco más pesimistas sobre las perspectivas económicas que lo que estaban a principios del año". La minuta dice: "Varios participantes indicaron, sin embargo, que ellos estaban algo menos confiados en que se reiniciara en el corto plazo el crecimiento económico que lo que estaban en junio". Se informa que el "personal" de la Reserva Federal estaba más pesimista que los "funcionarios". Y, "algunos miembros no estaban convencidos de que el mercado laboral siguiera mejorando como se esperaba". Reconociendo que las tasas de desempleo de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS por siglas en inglés) no se corresponden a la realidad de lo que está sucediendo con la fuerza laboral (esto ya lo había dicho Bernanke), algunos miembros de la FOMC querían cambiar la "guía futura" para que dijera que la Reserva va a mantener las tasas en, o cerca del cero, hasta que el Banco de Pagos Internacionales hable "oficialmente" de 6% o 5.5% de tasa de desempleo, en vez del 6.5%, que es la "guía futura" ahora.

Los mercados de bonos municipales y corporativos se han visto afectados. Las pérdidas generalizadas en el mercado de bonos de Estados Unidos están ahora en alrededor del 5% del 30 de abril a la fecha, según los principales índices, y el mercado de bonos corporativos está empezando a perder liquidez. El promedio de los bonos municipales a 10 años en Estados Unidos tienen ahora un rendimiento del 3.06% una alza de 1.34% comparado con el año pasado. El promedio de los bonos municipales a 30 años tienen una tasa de 4.80%, un alza de 1.87% en un año. Y eso no es nada comparado con lo que va a suceder si desaparece la exención fiscal a los bonos municipales, como lo solicitó Obama en un proyecto de ley que están diseñando el senador Max Baucus y el congresista Dave Camp.

Eso a su vez, no es nada comparado con lo que acaban de sacar el Bank of America y el Credit Suisse sobre los estados de Minas Gerais y Maranhao en Brasil, "una nueva forma de permutas (swaps) con tasas de interés" que obligaron al gobierno de Brasil a clausurar todo el mercado de bonos municipales y a tratar de prohibir la bursatilización de los préstamos de bonos. Los bancos, usando la rápida alza en las tasas de interés que estos estados se estaban viendo forzados a adoptar en el corto plazo, se "protegieron" con tasas de "solo" el 5.35% para flotar bonos a 15 años, aunque estos bonos tienen el respaldo del gobierno brasileño. Los bancos después bursatilizaron los préstamos de los dos estados, ofreciendo solo 4.22%. Por lo tanto el Credit Suisse tuvo una ganancia de 9.2%, $116 millones, esencialmente una "comisión por swap" de parte de Minas; el Bank of America hizo inmediatamente $24 millones, o una "comisión" de 3.6% de Maranhao. "Estos estados pagaron una prima por su falta de experiencia en los mercados internacionales", según se cita a un corredor de bonos.

E incluso esto no es nada comparado con Detroit: el Distrito Escolar de Detroit que tiene que pedir prestado para cubrir parte de los costos operativos del año escolar 2013-2014, va a ofrecer mañana 4.50% en un bono a un año.