LaRouche declara la intención: Embargar a Wall Street

1 de agosto de 2013

31 de julio de 2013 -– En los siguientes extractos de la videoconferencia de Lyndon LaRouche del viernes 26 de julio[1], se resume su enfoque sobre la quiebra de Wall Street como la intención directa de la política de la ley Glass-Steagall:

Por lo tanto, ¿cuál es nuestra intención? Decimos, miren, ahí tienen todas esas deudas estilo Wall Street, en Europa y en todas partes. Y bien, ¿cuándo se van a pagar esas deudas? ¡Nunca! Se van a anular todas, pero se va a suprimir todo el dinero. Y el problema está, como lo ha dicho la reina repetidamente, durante los últimos cuatro años, en reducir la población de los 7 mil millones a menos mil millones. Su jefe de asesores en esto, apoya una cifra menor que mil millones. Esta es la intención. Lo demás es una charada.

Así que, por ende, la respuesta se regresa a lo mismo: Nosotros los embargamos. Instituimos la Glass-Steagall. Siguiente: embargamos todas las deudas no pagadas, los miles de billones en deuda. Se cierran. Se clausuran.

Se les llama: "Bien, ¿cuándo van a pagar la deuda?" Se les llama uno por uno. '¿Cuándo vas a pagar tu deuda? ¿Nunca? Bien. Vamos a anular tus activos. Te vamos a aplicar el rescate interno a ti, a tus apuestas de casino. No tienes intención de pagar esas deudas que han venido acumulando. ¿Quieres que vivamos para pagar tus deudas? ¿Ah? ¡Pagar tus deudas! Ven a esta sala y háblanos. Ahora, paga tu deuda, aquí, aquí y ahora. Y lo que sobre, te lo puedes quedar".

En eso estamos. Así de serio es esto. No se trata de una crisis financiera; esto es mucho más. Con la Glass-Steagall, partiendo de todos los recursos que tenemos, y si Europa hace lo mismo, por ejemplo, podemos entonces reunir lo que sean activos de verdad, que sean activos productivos, o reclamos legítimos de gente honesta. Los tahúres, no. Los tahúres van a tener que pasar por una limpia, una limpia casera. Se les hace pasar a una sala, se les pide que definan bien cuales son sus activos y sus deudas, y todo lo que no califique como deuda legítima, será anulado. Se les va a permitir que salgan de la sala, en ese momento, pero sin las deudas inexigibles les.

Y por lo tanto, Glass-Steagall es el arma que utilizamos para restablecer la protección.

También nos deshacemos de lo verde. Porque eso de lo verde es una farsa. Si consideran lo que es la política verde, verán que reduce el nivel de productividad per cápita, y también destruye a la gente que tenía capacidades potenciales, pero que ahora se las niegan con la política verde.

Así es que nuestra tarea es movilizar plenamente a "las fuerzas de producción", que es una consigna estadounidense de la cual estamos muy orgullosos, "las fuerzas de producción", para hacer que este mundo se mueva en una dirección de retorno a la cordura, de retorno a la decencia. Y por ende, nosotros, y los demás que pongan en vigor la Glass-Steagall, constituyen el baluarte de la victoria.

¡Pero! También tenemos que avanzar en densidad en términos de productividad. Alta tecnología y la superior, la energía termonuclear. La energía termonuclear es lo que puede salvar a los estados occidentales de Estados Unidos. El viejo sistema de NAWAPA [Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica] no podría manejar la situación. La idea de NAWAPA se puede con la situación, pero se tiene que hacer con energía nuclear, con energía termonuclear en algunos casos. En ese caso, tenemos que restaurar, rápidamente, los niveles de agua en las zonas de los estados del oeste. El agua se ha drenado tanto, tan abajo, que ya ni siquiera se puede bombear de manera adecuada.

No hay posibilidad, o muy poca, de retornar al nivel de producción de alimentos que teníamos antes; con las actividades termonucleares, que son perfectamente legítimas, podemos aplicarlas para aumentar el ritmo del ciclo del agua, en todo Estados Unidos, y también todas las capacidades energéticas en general. Podemos reconstruir las cosas. Va a ser un trabajo arduo, pero podemos hacerlo. Y nosotros, en Estados Unidos, de nuevo, tenemos que fijar el estándar. Porque lo que nosotros no hagamos, puede ser lo que mate a Europa.

Vínculos: [1] http://spanish.larouchepac.com/webcast-2013-07-26