El sicario de Soros exige que Jamaica elimine a su población legalizando la producción y el tráfico de la marihuana

5 de septiembre de 2013

3 de septiembre de 2013 — El sicario de George Soros, Ethan Nadelmann, director ejecutivo de la Alianza de Política sobre Drogas, lanzó una campaña para exigir que la ex colonia británica, Jamaica —que hoy se derrumba bajo el enorme peso de la violencia desenfrenada relacionada con las drogas y la proliferación de las pandillas del narcotráfico, como sucede en la mayor parte de las otras islas "paradisíacas" del Caribe— solucione sus problemas económicos y sociales legalizando la producción y el tráfico de la marihuana.

El 29 de agosto, Nadelmann respondió con euforia a las declaraciones que dio Eric Holder, Fiscal General de Estados Unidos —en el sentido de que no procesaría a los productores y traficantes de marihuana en los estados en donde ésta fue legalizada— y proclamó que esa decisión "tiene implicaciones internacionales para naciones como Jamaica y Uruguay".

Como informó el 30 de agosto la agencia de noticias Caribbean News, Nadelmann inmediatamente le pidió a Jamaica que se apurara y legalizara la marihuana, vaticinando que esta sería "la próxima gran cosecha" para la economía, con beneficios inimaginables. ¿Quién necesita comida? Este asesino argumentó que hay "evidencia anecdótica" que muestra que si el gobierno de Portia Simpson-Miller en Jamaica da este paso, ya no tendría que "gastar millones de dólares" para hacer cumplir las leyes en contra de las drogas. La corrupción en la policía se reduciría y el ingreso por los impuestos se dispararía dada las ventas nacionales de cannabis.

"En base a eso pueden comenzar a reclutar turismo", dijo con entusiasmo Nadelmann, ofreciéndoles drogas también a los extranjeros. Simultáneamente, el "científico" jamaicano, Dr. Henry Lowe, está exhortando al gobierno a tomar en cuenta seriamente la posibilidad de desarrollar una industria de marihuana para consumo médico. Lowe afirmó el 28 de agosto en un foro de editores del Jamaica Gleaner que, "creo que Jamaica tiene un papel de liderazgo claro en la producción de la ganja medicinal... porque tiene un verdadero potencial".