Barack Obama se topó con su verdadera cara en Estocolmo

6 de septiembre de 2013

6 de septiembre de 2013 — En su camino hacia la Cumbre del G-20 en Moscú, Obama hizo un alto en Estocolmo, los suecos recibieron al Presidente de Estados Unidos mostrándole su verdadero rostro, en varias pancartas con la cara de Obama con el bigotito de Hitler que aparecieron en la enorme manifestación de protesta contra las amenazas de guerra. Obama vio estas pancartas cuando iba camino del Real Instituto de Tecnología y desde su carro se sonrió. También los miembros de su servicio secreto, al verlas, mostraron enormes sonrisas, así como también algunos de los periodistas que iban con el grupo, quienes saludaron a los manifestantes. Un contingente de activistas que forman parte del movimiento internacional de LaRouche, estuvo allí toda la tarde mostrando las pancartas del bigotito y distribuyeron los folletos más recientes. Al poco tiempo, otros manifestantes pidieron la pancarta de Obama con bigotito para pasearla por todos lados.

A los activistas que protestaban la visita del "Hermano mayor" a Suecia y su decisión de atacar militarmente a Siria, se les unieron inesperadamente más de mil sirios que se manifestaban en contra de la pretendida intervención militar de Obama. Un séquito de izquierdistas de más o menos 30 personas a favor de los rebeldes, de los cuales casi ninguno era sirio, provenientes de Marruecos, Libia, Arabia Saudita, etc., fueron completamente superados en número y apartados por medio de una barrera de policías que separaba a los dos grupos de manifestantes.

Un pequeño grupo de izquierdistas que respaldaba la soberanía de Siria se las arregló para mostrar una manta que decía, "¡Detengan la guerra en contra de Siria!" Pronto, la parte de la demostración formada por sirios creció hasta ser más de la mitad de la manifestación. El grupo del movimiento de LaRouche marchaba orgulloso al lado de los sirios enseñando las polémicas pancartas de Obama que, en vez de decir "I have a dream" (Tengo un sueño), decían "I have a drone" (Tengo un avión robot) [que en inglés es un juego de palabras con la frase de Luther King, cambiando "dream", por "drone"]. Tanto estas como otras de las pancartas muy polémicas del grupo larouchista fueron publicadas en tres de los cuatro periódicos más importantes de Estocolmo, y la prominente agencia de Noticias sueca TT entrevistó a uno de los miembros del movimiento de LaRouche.

Para los sirios esto fue un avance importante, en vista de que la prensa había hecho todo un despliegue publicitario para señalar que el apoyo a los rebeldes era mayoritario. Esto fue también una señal de alerta para la izquierda, ya que en los últimos días comenzaron a pronunciarse en contra de los planes de Estados Unidos para atacar militarmente a Siria.