CONGRESO: ¡DETENGAN LA GUERRA TERMONUCLEAR Y HAGAN SU TRABAJO! SAQUEN A OBAMA Y APRUEBAN LA GLASS-STEAGALL

28 de agosto de 2013

CONGRESO:
¡DETENGAN LA GUERRA TERMONUCLEAR
Y HAGAN SU TRABAJO!
SAQUEN A OBAMA Y
APRUEBAN LA GLASS-STEAGALL

Por Michael Steger, Comité Político de LaRouchePAC

27 de agosto de 2013

No habrá ningún anuncio de guerra termonuclear. Habrá empezado y terminado en el mismo tiempo que emplean muchos estadounidenses para ir del trabajo a caso por la noche. Luego de una hora y media del intercambio de misiles entre cada potencia nuclear en un Armagedón que desate el demente Presidente de Estados Unidos, se iniciará el invierno nuclear y destruirá cualquier posibilidad de que sobreviva la humanidad. Estamos ahora al borde de tal aniquilación, a menos que se detenga el intento ilegal de Obama para lanzar una guerra ilegal contra Siria y que Obama sea enjuiciado políticamente.

Por lo tanto, el Congreso debe regresar inmediatamente a Washington, DC, y empezar el enjuiciamiento político a Barack Obama, o enfrentaremos el infierno en la tierra. Los miembros del Congreso no tienen excusa. El Comité Político de LaRouchePAC y colaboradores le dijimos al Congreso en julio de este año que si retiraban, nos enfrentaríamos a los "Cañones de agosto", momento en que las acciones de líderes dementes han llevado al brote de guerras mundiales y destrucción económica.

No solo se les advirtió antes de su receso de sesiones; Lyndon LaRouche les advirtió en su declaración de octubre de 2011 que el asesinato extrajudicial de Gadafi indicaba que Obama y sus amos británicos tenían la intención de invadir Siria e Irán con el pretexto del "derecho a proteger", creando las condiciones para una guerra termonuclear con Rusia y China.

Desde entonces, dirigentes tanto de Rusia como de Estados Unidos han intervenido para parar esta marcha demente hacia la guerra. El ex Presidente ruso Dmitri Medvedev, refiriéndose a las acciones ilegales de Obama en Libia y las amenazas a Siria, declaró en el Foro Judicial Internacional que se realizó en San Petesburgo el 17 de mayo de 2012, que "tales acciones, que socavan la soberanía de los Estados, pueden conducir fácilmente guerras regionales a escala total, e incluso, aunque no trato de asustar a nadie, con el uso de armas nucleares".

Las medidas que han adoptado personalidades militares de Estados Unidos, representadas en el Jefe del Estado mayor Conjunto, general Martin Dempsey, y otros, han mantenido a raya la demencia de Obama y su sed de destrucción. Ahora, cuando el sistema financiero global se derrumba rápidamente, y con el apoyo creciente por toda la nación y en el mundo a la ley Glass-Steagall —una ley que pone en bancarrota a los criminales bastardos de Wall Street y de la City de Londres y a la vez restaura la soberanía nacional— Obama y sus controladores británicos han hecho una maniobra desesperada que amenaza el futuro de la humanidad.

Algunos líderes del Congreso de Estados Unidos ya han advertido al gobierno sobre el enjuiciamiento político, como la resolución conjunta patrocinada por el representante republicano de Carolina del Norte, Walter Jones, HCR 40, que pone el enjuiciamiento político a la orden del día ante cualquier acción bélica que emprenda el ejecutivo sin la aprobación del Congreso. Esta advertencia la reiteraron a finales del año pasado el representante Jones y el representante demócrata por Nueva York, Charles Rangel, en una conferencia de prensa conjunta que sostuvieron para poner de relieve la amenaza creciente a nuestra nación y al mundo. Y hasta el momento de escribir esto, 33 miembros del Congreso, 29 republicanos y 4 demócratas, han insistido en que el Congreso regreso a Washington, DC, para votar sobre cualquier acto de guerra contra Siria.

Las órdenes para el Congreso están claras: Deben de regresar de inmediato a Washington, DC, y poner a Barack Hussein Obama a juicio político por delitos graves y actos que equivalen a traición. Sus acciones traicionan a nuestra Constitución y a los principios del derecho natural y arriesgan la extinción de la humanidad mediante una guerra termonuclear. En segundo lugar, deben convertir a la Glass-Steagall en ley nuevamente y asegurar el interés económico básico de la nación enjuiciando a los hampones criminales de Wall Street, y creando un futuro de vasto desarrollo y progreso fundamental mediante la energía termonuclear y el proyecto NAWAPA (Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica).

Exige a tus miembros del Congreso que regresen de inmediato a Washington, DC, para enjuiciar a Obama y para aprobar la Glass-Steagall. Tu vida y tu futuro, dependen de ello.