México devastado por huracanes. ¡Es hora de construir el NAWAPA y de eliminar a la WWF!

5 de octubre de 2013

5 de octubre de 2013 -— Según un estudio que fue publicado el 26 de septiembre en el periódico español El País, las tormentas tropicales Ingrid y Manuel, que azotaron a México a mediados de septiembre, le causaron más daño a la infraestructura del país -–a las autopistas nacionales, viviendas, proyectos hidráulicos, y a la agricultura-— que el ocasionado por el terremoto de 1985, en el que murieron 10.000 personas y sumó entre 3 y 4 mil millones de dólares en daños.

Hubo cincuentidos mil personas se quedaron sin vivienda, y al menos 500,000 víctimas a nivel nacional debido a las inundaciones. Más de 1200 millones de casas fueron destruidas, y en zonas de pobreza extrema más de 500.000 casas quedaron inhabitables. Ya se desató el hambre en muchos lugares, saqueos, enfermedades, y los conflictos sociales, en especial en el estado de Guerrero, que en particular fue golpeado muy fuertemente. Las autoridades advierten que hay 2 millones de personas en estado de pobreza, que tienen que ser ahora evacuados de las zonas peligrosas en las que viven.

En medio de un derrumbe financiero global y la desintegración del gobierno de Estados Unidos, esta devastación enfrenta a México con una crisis de vida o muerte, una que exige un cambio de paradigma inmediato, en dirección al programa basado en la fusión nuclear propuesto por Lyndon LaRouche y sus aliados: una normativa como la Glass-Steagall para reorganizar la banca y acabar con el fraude de la banca universal, crear un nuevo sistema de crédito, y generar el compromiso de construir el NAWAPA (Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica) y los proyectos mexicanos asociados con este, como el PLHINO (Plan Hidráulico para en Noreste de México) y el PLHIGON (Plan Hidráulico para el Norte del Golfo de México) todo como parte de una perspectiva de desarrollo integrada de Norteamérica.

Recordemos lo que dijo, en 1980, el Presidente mexicano José López Portillo, en una conferencia de prensa que dio durante una visita que hizo a Canadá: "En el Plan Nacional de Energía, aceptamos como la alternativa más seria para resolver los problemas de México y de la humanidad comenzando el próximo siglo, la que involucra algunos de los procesos de la fisión y la fusión atómica". López Portillo adoptó la perspectiva de desarrollo de la Cuenca del Pacífico, y con audacia hizo planes para desarrollarla, para construir 8 plantas nucleares y puertos modernos, cuatro en el Pacífico y cuatro en la costa del Golfo de México.

El director de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), está pidiendo financiamiento urgente para reparar el enorme número de represas dañadas por los huracanes, y el financiamiento para nuevos proyectos hidráulicos; pero el contrato firmado por CONAGUA en julio de este año con la Fundación Mundial para la Vida Silvestre (la WWF) del príncipe Felipe, para "el manejo responsable del agua" y el establecimiento de cinco "reservas" de agua ubicadas estratégicamente, aseguraría que las reservas de agua de México no se utilicen nunca con un propósito productivo, y como consecuencia de esto millones de personas morirían, tal y como lo exige esa organización nazi genocida, la WWF.

Más de medio millón de hectáreas de las principales tierras para la agricultura fueron enormemente dañadas por los huracanes, con la posibilidad de que cosechas muy importantes se pierdan a menos de que el gobierno del Presidente Peña Nieto, apruebe un financiamiento de emergencia, lo cual no es muy probable por ahora, dada su negación a liberarse de la camisa de fuerza del FMI que lo tiene completamente sin fondos.