Los demócratas son los responsables de impedir la vuelta a la regulación bancaria

2 de abril de 2013

2 de abril de 2013 — En las revelaciones de la semana pasada sobre la colusión de la Corporación Federal de Seguros a los Depósitos de EU (FDIC, por sus siglas en inglés) y el Banco de Inglaterra sobre el "rescate interno" de los bancos, la autora Ellen Brown puso un enlace a un comentario que subió Yves Smith el 19 de marzo en Naked Capitalism, en donde culpa totalmente a los demócratas por el fracaso de los esfuerzos por volver imponerle regulaciones a los bancos, poniendo por lo tanto al descubierto a la facción que se opone a la Glass-Steagall en el Congreso. Escrito después de las revelaciones sobre Chipre, Smith señala que, de hecho, los depositantes estadounidenses "en realidad están en una situación peor" que los de Chipre, debido a que los bancos estadounidenses continúan involucrados en el mercado de derivados, usando como garantía colateral el efectivo de los depositantes. Cita como ejemplo el caso reciente de la "ballena de Londres" de JP Morgan.

Smith se afila en contra de dos proyectos de ley —los mismos proyectos de ley que Colin Peterson denunció recientemente en una audiencia de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Representantes— porque "engrasarían aún más las ruedas de los bancos" y sus especulaciones. A pesar de que ambos proyectos de ley están patrocinados oficialmente por republicanos, Smith advirtió que "no se afanen en hacerse ilusiones de si" estos "tienen apoyo oficial o no" del gobierno de Obama. No solo es el congresista Jim Himes (uno de los copatrocinadores de uno de los proyectos de ley) expresidente de Goldman Sachs de Connecticut, el estado amigo de los fondos compensatorios, sino que es también "el presidente de finanzas nacionales del Comité de Campaña Demócrata al Congreso" por lo tanto, también uno de los mayores carga portafolios de Obama.

El primer proyecto de ley, HR 992, la "Ley de mejoras a la regulación de las permutas" esta patrocinado por el congresista Randy Hultgren, y tiene seis copatrocinadores, tres de ellos, Jim Himes (Connecticut), Sean Patrick Maloney (Nueva York) y David Scott (Georgia) son demócratas. El "gemelo malvado en el Senado", el proyecto de ley S 474, HR 992, fue copatrocinado por el demócrata de Carolina del Norte Kay Hagan y tiene ahora tres copatrocinadores, uno de ellos el demócrata por Virginia Mark Warner. El otro proyecto de ley, HR 677, la "Ley de clarificación de permutas entre filiales", "exentaría las permutas de deuda entre filiales de ciertos requerimientos regulatorios" de la Ley Dodd-Frank, según el propio resumen del proyecto de ley. El resultado de esto, como destaca correctamente Smith, es facilitar las "resoluciones de banca abierta" ahora adoptada por la FDIC, para continuar saqueando a los depositantes. La HR 677 tiene diez copatrocinadores, cinco de ellos, Joyce Beatty (Ohio), Marcia Fudge (Ohio), Gwen Moore (Wisconsin), David Scott (Georgia) y Juan Vargas (California) son demócratas.

Aunque estos proyectos de ley son el blanco de una campaña para que envíen cartas a los congresistas, que promueve la organización Americans for Financial Reform, el sitio electrónico de AFR solo repasa favorablemente la Glass-Steagall, con preferencia a la solución práctica de una "Regla Volcker más dura".