Avanzan con 'rescates internos': Obama y los republicanos se alinean para atacar al Seguro Social, al Medicare, y al Medicaid

7 de octubre de 2013

7 de octubre de 2013 — En medio de informes de prensa sobre imbecilidades de dizque "interés humano" sobre qué tan agrias se han puesto las cosas en el Capitolio, (Reid llamó a Boehner "cobarde"; Boehner "cuestionó las circunstancias que los vio nacer [a los demócratas], para ponerlo diplomáticamente", informó el periódico Christian Science Monitor, el cual agrega que todos "destilan amargura") está saliendo a flote la desagradable verdad. A Obama y Boehner, así como a los republicanos del Partido del Té, se les cae la baba ante la eventual componenda para imponer los 'rescates internos' (el prototipo Chipre para todos) y hacer recortes enormes al Seguro Social y al Medicare.

John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, dijo en el programa This Week de la cadena de televisión ABC, que, "no vamos a aprobar un límite de endeudamiento definido. En la Cámara de Representantes no hay votos para aprobar un límite de endeudamiento definido". El Secretario del Tesoro, Jack Lew, dijo en la cadena CNN, que "el Congreso está jugando con fuego", al respecto del límite de endeudamiento, y despotricó sobre la destrucción de la cual culpó a los republicanos.

Pero Bloomberg reveló cuál es el "verdadero acuerdo": "Boehner dijo que Obama tenía que iniciar una conversación sobre lo que crea la deuda del país, los programas sociales como el Medicare y el Seguro Social, antes de que pueda aprobar un incremento al límite de endeudamiento. Obama, quien negoció con Boehner sobre los cambios posibles a estos programas durante el debate fiscal del 2011, ha dicho que está dispuesto a negociar después de que el gobierno inicie de nuevo sus actividades y se haya elevado el límite de endeudamiento. Obama incluyó cambios a los recortes del costo del Seguro Social y del Medicare que el propone en su presupuesto que se emitió en abril".

Además, dos republicanos del Partido del Té coincidieron totalmente con Obama: Dennis Ross, de Florida, le dijo a Bloomberg: "Perdimos la pelea por el CR. Tenemos que avanzar y tomar lo que podamos en el límite de endeudamiento" ('CR' se refiere a la condición que pusieron al gobierno para mantener el gasto del gobierno sujeto a reducir el financiamiento del plan de salud de Obama). Específicamente, Ross quiere que se impongan evaluaciones financieras para los pagos del Medicare (el servicio público de atención médica a los mayores de 65 años), y no considerar la inflación en el pago al Seguro Social. Blake Farenthold, de Texas, también está listo para tratar sobre el CR y el límite del endeudamiento, informó Bloomberg, si es que esto incluye "cambios significativos al Medicare y al Seguro Social".

Casi que se puede escuchar a Obama riéndose y diciendo entre dientes: "¡Haz que este sea mí día!"